Pesimismo en negociaciones para acuerdo nuclear con Irán | El Mundo | DW | 20.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pesimismo en negociaciones para acuerdo nuclear con Irán

Se especula con una posible extensión del plazo fatal para llegar a un punto en común, aunque Rusia se niega a ello.

Faltando apenas cuatro días para que venza el plazo que las partes se impusieron para llegar a un acuerdo nuclear en las negociaciones entre el Grupo 5+1 con Irán, las expectativas de que salga humo blanco en Viena antes del lunes 24 de noviembre son más bien escasas. La idea de extender el plazo ronda entre las delegaciones, aunque Rusia ya adelantó este jueves (20.11.2014) que no está de acuerdo con ello.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, llegó a la capital de Austria para participar en las negociaciones, aunque advirtió que para que el acuerdo sea posible Irán debe dar garantía de que sus ambiciones nucleares son pacíficas. “Queremos llegar a un acuerdo, pero no a cualquiera. Tiene que ser uno que alcance el objetivo de garantizar que no se tomará y no podrá tomarse el camino hacia la bomba (atómica)”, dijo Kerry.

Varios países de la comunidad internacional temen que bajo la apariencia de un programa pacífico, lo que realmente busque Teherán sea la creación de su propio arsenal nuclear, algo que Irán ha negado desde un comienzo. A partir del martes 18 de noviembre los equipos negociadores de Irán y del G5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania) buscan cerrar el acuerdo, sin éxito.

“Atmósfera tensa”

Pese a que las conversaciones se llevan a cabo con la máxima discreción, varias fuentes han apuntado que las negociaciones han encallado en dificultades y no se han logrado avances. Hasta ahora, solamente el viceministro de Exteriores de Rusia, Sergei Riabkov, ha dado luces sobre el ambiente de las conversaciones: se llevan a cabo “en una atmósfera tremendamente tensa” y, según él, será “muy difícil” alcanzar un acuerdo.

Ante estas señales, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, llamó a Irán a tomar una “decisión estratégica” y cerrar un acuerdo que cambie su estatus ante la comunidad internacional. Pero las discrepancias son varias: desde el número de centrífugas hasta la forma en que se retirarían las sanciones internacionales. Ante ello, funcionarios cercanos a las negociaciones aseguraron que se baraja la posibilidad de extenderlas hasta marzo, aunque Rusia no es partidaria de ese cambio.

DZC (EFE, Reuters)