1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Pese al terrorismo, el turismo mundial anota nuevo récord

Durante 2015, los viajeros internacionales aumentaron un 4,4 en comparación con el año anterior. Se estima que en 2016 habrá otra alza.

Ni el terrorismo ni los conflictos globales y ni siquiera las crisis económicas han podido frenar el empuje que muestra el turismo en los últimos años. Según cifras entregadas este lunes (18.01.2016) por la Organización Mundial del Turismo (OMT), el número de viajeros batió en 2015 su sexto récord anual consecutivo al crecer un 4,4 por ciento y rozar las 1.200 millones de personas. La entidad estima que en 2016 el crecimiento seguirá: calculan un alza de entre un 3,5 y un 4,5 por ciento.

En total, en 2015 hubo 1.184 millones de viajeros internacionales, 50 millones más que en 2014. Para efectos de este estudio, un turista internacional es aquel que pasa al menos una noche en el extranjero. El secretario general de la OMT, Taleb Rifai, expresó el temor de la organización de que la amenaza del terrorismo islamista y los atentados de 2015 contra instalaciones turísticas lleven a los gobiernos a aplicar restricciones que afecten al turismo.

Esto, especialmente luego de los ataques sufridos por países que suelen ser favorecidos por el flujo de visitantes, como Francia, Túnez, Egipto y Turquía. “No abogamos por aflojar las medidas de seguridad, pero pedimos que no se impongan restricciones a la circulación de las personas”, dijo Rifai. “No dejemos que el pánico nos embargue, que es lo que quieren los terroristas que suceda. Tenemos que seguir con nuestra vida, de la que viajar forma una parte importante”, agregó.

Todos crecen, menos África

Los resultados no fueron iguales en todos los destinos el año pasado debido a una fluctuación inusualmente fuerte de los tipos de cambio, a la bajada de los precios del petróleo y otros productos básicos y a la creciente preocupación sobre la seguridad. Europa lideró el crecimiento en términos absolutos y relativos gracias en parte a la debilidad del euro frente al dólar. Las llegadas internacionales crecieron un 5 por ciento, hasta los 609 millones, 29 millones más que el año anterior.

América y la región de Asia y el Pacífico crecieron en el mismo porcentaje, mientras que Oriente Medio registró un aumento del 3 por ciento. En África, los limitados datos disponibles apuntan a un descenso estimado del 3 por ciento, debido en gran parte a los resultados negativos del Norte (Túnez perdió un 25,2 por ciento de turistas), al que se atribuye más de un tercio de las llegadas a la región. China siguió siendo el principal país emisor de turistas internacionales, seguido de Estados Unidos.

DZC (EFE, Reuters, dpa)


DW recomienda