Perú: multitudinaria marcha rechaza la violencia contra la mujer | América Latina | DW | 14.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Perú: multitudinaria marcha rechaza la violencia contra la mujer

Esta multitudinaria manifestación contó con la presencia del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski.

Decenas de miles de personas participaron este sábado (13.08.2016) en Lima en la marcha nacional "Ni una menos, Perú", convocada por colectivos civiles para rechazar la violencia y la discriminación contra la mujer en un país que tiene los más altos índices de violaciones y casos de feminicidio en Latinoamérica.

Esta multitudinaria manifestación, que contó con la presencia del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, partió desde el Campo de Marte, para seguir un recorrido por varias de las principales calles del centro histórico de Lima.

En otras ciudades del país, cientos de integrantes de colectivos civiles y sociales también marcharon por las calles principales portando pancartas y lanzando lemas en defensa de las mujeres y para exigir a las autoridades castigos más drásticos para los atacantes.

También participaron hombres

En Lima, participaron miles de hombres y mujeres de todas las edades, así como miembros de organizaciones civiles y sociales, organismos del Gobierno y representantes de partidos políticos.

Peru Demonstration Ni una menos in Lima

Colectivos de diferentes países se unieron a la marcha en Lima.

Tras confirmar desde la ciudad de Huánuco que iba a participar en la marcha junto con su esposa, Nancy Lange, Kuczynski llegó por la tarde y acompañó a los manifestantes durante varios minutos.

"Lo que no queremos en el Perú es violencia contra nadie y, sobre todo, contra las mujeres y los niños. Vamos a promover una cultura de paz, tolerancia y no a la violencia", declaró.

"Queremos justicia"

El gobernante anunció que su gestión fortalecerá al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables y se dirigió a las mujeres que han sufrido violencia para decirles "queremos justicia".

La segunda vicepresidenta peruana, Mercedes Aráoz, quien fue una de las autoridades más activas en la promoción de la marcha, expresó durante el recorrido toda su "comprensión y apoyo" y dijo que en el Perú ya no se quiere "una víctima más de la violencia."
Aráoz reveló que ella fue una víctima de violencia psicológica y no denunció a su agresor, por lo que pidió a las mujeres maltratadas que no callen y busquen ayuda.

CT (EFE, dpa, Reuters)


DW recomienda