1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Perú envía al Ejército a controlar las protestas contra un proyecto minero

Con la muerte de un policía que quedó herido en un enfrentamiento con los manifestantes son ya tres las víctimas mortales. Los agricultores se oponen a una explotación de cobre por sus posibles efectos contaminantes.

El presidente peruano, Ollanta Humala, autorizó este sábado a las Fuerzas Armadas para que intervengan en las protestas contra el proyecto minero Tía María, de la compañía mexicana Southern Copper, en la provincia de Islay. La muerte de un policía herido por los manifestantes parece haber decido a Ollanta Humala a tomar la medida.

El agente Alberto Vásquez y cuatro compañeros quedaron heridos de gravedad el miércoles cuando el grupo del que hacían parte fue rodeado y agredido a golpes por unos 300 manifestantes en la ciudad de Mollendo, capital de Islay. Con el uniformado, suben a tres los muertos por los incidentes, que suman dos centenares de heridos. Antes habían muerto un agricultor de 61 años y un obrero de construcción de 35, el primero a manos de la policía y el segundo en una situación sin aclarar.

48 días de protestas

Una resolución suprema del Ministerio del Interior publicada hoy en el diario oficial El Peruano, con la firma del mandatario, ordenó a las Fuerzas Armadas apoyar a la Policía, de la que ayer se confirmó el envío de dos mil nuevos agentes, para "asegurar el control y mantenimiento del orden interno" en Islay, ubicada en la región de Arequipa, cuando se cumplen 48 días de paro indefinido.

Peru Proteste gegen Kupfertagebau Projekt Tia Maria

Manifestantes contrarios al proyecto minero el pasado 22 de abril.

Los militares tienen permiso para operar entre hoy y el 7 de junio y sus funciones se centrarán en "evitar actos de violencia y garantizar la plena vigencia del derecho a la libertad y seguridad personales y la libertad de tránsito por las vías y carreteras", entre otros derechos. Las Fuerzas Armadas intervendrán sin que se haya declarado el estado de emergencia en la zona, medida que fue evaluada por el Gobierno después de los altercados violentos del miércoles en la ciudad de Mollendo.

"En estos momentos (las Fuerzas Armadas) están resguardando ya puentes, túneles y todas las zonas de acceso y tránsito", anunció Gustavo Adrianzén, ministro del Interior, en un comunicado.

LGC (EFE / dpa / Reuters)