1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pentágono confía en que fuerzas iraquíes retomarán Ramadi

Gobierno de Bagdad organiza una gran ofensiva para expulsar a los milicianos del Estado Islámico de la capital de la provincia de Anbar.

Reconociendo por primera vez que el triunfo del Estado Islámico en Ramadi es un duro revés para la coalición internacional que combate al grupo terrorista, el Pentágono aseguró que de cualquier modo la ciudad volverá a manos de las Fuerzas Armadas de Irak. El portavoz Steve Warren dijo este lunes (18.05.2015) que no es una sorpresa que los yihadistas se hicieran con la ciudad, y reiteró que en otros frentes la milicia radical se encuentra a la defensiva.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Jeff Rathke, apoyó esta idea, señalando que “Ramadi será recuperada”. Si bien la caída de la ciudad “es un paso atrás”, Rathke aseguró que Washington confía en que la suma de sus esfuerzos, con los bombardeos sobre las posiciones yihadistas, y los de las Fuerzas Armadas iraquíes, permitirá que al final el triunfo será para quienes se enfrentan al EI.

En su intento por recuperar la ciudad y elevar la moral de las fuerzas armadas, aún poco consolidadas y propensas a las desbandadas ante los avances del Estado Islámico, las autoridades iraquíes están movilizando a combatientes chiítas y tribales para ayudar a recuperar la localidad, capital de la provincia de Anbar y ubicada a apenas 110 kilómetros de Bagdad.

Rescate aéreo

El Ministerio de Defensa de Irak aseguró que ya están llegando combatientes, carros de combate y vehículos blindados a la base militar de Al Habaniya, a 40 kilómetros al este de Ramadi. En la lucha también participarán unos 3.000 milicianos del grupo chiíta Multitud Popular. Estas milicias son de suma importancia en el combate contra la insurgencia, pero han sido blanco de críticas por denuncias de abusos y represalias contra la población civil sunita, acusada de apoyar al EI.

Sin embargo, la conquista yihadista de Ramadi ha hecho que los sunitas, que inicialmente se oponían al despliegue de milicianos chiítas, terminen aceptando la medida. Por otra parte, el Ejército de Irak rescató por vía aérea a 28 oficiales y soldados que estaban atrapados en Ramadi, de acuerdo a información entregada por el Ministerio de Defensa, que informó que “la aviación del Ejército efectuó una operación aérea y regresó con los 28 militares sanos y salvos”.

DZC (EFE, dpa)