1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Penas máximas en juicio por atentados del 11-M en Madrid

El tribunal que juzgó los atentados del 11-M de Madrid condenó a penas máximas a tres de los principales acusados y a penas de numerosos años de prisión 17 once más. Ocho acusados fueron absueltos.

default

Los acusados, tras vidrios en la sala del juicio.

El tribunal de la Audiencia Nacional de España que juzgó los atentados del 11-M de Madrid, que causaron 191 muertos y más de 1.800 heridos, condenó a penas máximas a los principales acusados: Jamal Zougam, Otman El Gnaoui y José Emilio Suárez Trashorras. Absueltos fueron Rabei Osman El Sayed, llamado "Mohamed El Egipcio", y otros siete acusados. El Tribunal descartó toda participación de la banda terrorista ETA en la masacre.

Mientras que la Audiencia Nacional absolvió a “El Egipcio", a quien la Fiscalía y el resto de las acusaciones consideraban uno de los instigadores intelectuales del 11-M, condenó a más de 40.000 años de prisión a Jamal Zougam y Otman El Gnaoui como autores materiales. "Mohamed El Egipcio" que ha seguido el fallo a través de videoconferencia desde la prisión italiana donde se encuentra encarcelado, ha roto a llorar al conocer su absolución.

Un condenado con “anomalía psíquica”

Zougam y El Gnaoui fueron hallados culpables de 191 asesinatos y dos abortos, de 1.856 asesinatos en grado de tentativa y de cuatro delitos de estragos terroristas, mientras que el español José Emilio Suárez Trashorras, recibió una pena algo inferior, de casi 35.000 años, por considerar el tribunal que sufre de una "anomalía psíquica".

Si bien las penas suman en algunos casos miles de años de prisión, ninguno de los condenados pasará más de 40 años en la cárcel, ya que ésa es la pena real máxima actualmente en España.

Otros siete acusados -Antonio Toro, Carmen Toro, Emilio Llano, Mohamed Moussante, Javier González Díaz e Iván Granados, además de Brahim Moussaten, que fue exculpado en pleno juicio- fueron absueltos.

Rafa Zouhier fue condenado a 10 años de prisión por prestar asistencia para obtener los explosivos, Ganoui fue condenado por 191 homicidios y por tentativa con 30 años por cada uno de ellos y 20 años por cada una de las tentativas y 12 años de prisión por pertenencia a banda terrorista; Jamal Zougam fue condenado a 30 años por cada uno de los homicidios (191 en total) y tentativa de homicidios, 20 años por cada una de las tentativas y 12 años de prisión por pertenencia a banda terrorista. Emilio Suárez Trashorras fue hallado culpable de cooperar la comisión de 192 homicidios terroristas y tentativas de homicidio.

Ninguna prueba apunta a ETA

Antes de dar a conocer las penas, el presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, fundamentó la sentencia, leyendo un resumen del fallo y explicando las pruebas en las que se basó el Tribunal para emitir las condenas. En el fallo del Tribunal se indica que los explosivos y detonadores usados provinieron en su mayor parte de Mina Conchita, en Asturias, y señala que no hay prueba que permita suponer una participación de ETA. Con ello, el Tribunal descartó la "teoría de la conspiración" propagada en su momento por el Gobierno de José María Aznar.

DW recomienda