1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Pena de muerte: China bate récord

Cada vez menos países aplican la pena de muerte, pero en el 2008 las ejecuciones aumentaron en casi el doble. Pese a los Juegos Olímpicos, China aplicó el 72% de todos los ajusticiamientos, según Amnistía Internacional.

default

La cúpula comunista castiga delitos comunes con la pena capital.


Un total de 59 países siguen incluyendo en sus legislaciones la pena capital aunque menos de la mitad la aplicaron en 2008. Pese a que la cifra de ejecutados tiende a la baja, el año pasado se batió un récord al ajusticiarse a 2.390 reos, un aumento de casi el doble respecto al 2007. En dicho año fueron dictadas 3.347 condenas, el año pasado la cifra se disparó hasta los 8.864 casos. Un 90% de los ajusticiamientos fueron realizados por China, Irán, Arabia Saudita, Paquistán y Estados Unidos, según el reporte presentado en Londres.

Según Amnistía Internacional (AI), China es responsable de un 72 por ciento de todas las ejecuciones en 2008. El país castiga delitos comunes como evasión fiscal y robo con la máxima pena y aunque hubo un cese en los ajusticiamientos como parte de los preparativos de los Juegos Olímpicos, Pekín reanudó su programa de ejecuciones. El Estado no da a conocer estadísticas por lo que la organización sospecha que la cifra de ejecutados es mayor. “La situación completa en China está envuelta en secreto y las cifras podrían ser mucho, mucho mayores”, dijo la secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Kahn.

Renovado interés por la pena capital

La organización con sede en Londres, realiza sus reportes anuales basándose en cifras proporcionadas por los gobiernos, grupos de derechos humanos, registros judiciales y reportes de prensa. Además de China, AI afirma que otros Estados muestran un renovado interés por la pena capital.

Irán ejecutó al menos a 346 personas, entre ellas por lo menos 8 menores de edad. Dicho país sigue ejecutando a sus reos a través del ahorcamiento y la lapidación. Irene Kahn se pronunció rotunda contra estas prácticas, así como la decapitación y la muerte por cargas eléctricas, señalando que este tipo de ejecuciones no pueden tener lugar en el siglo XXI. Arabia Saudita ajustició a 102 y Paquistán eliminó a 36 reos. Desde que la pena capital fue reinstaurada en Irak, a mediados del 2004, el número de ejecuciones se ha incrementado rápidamente. El año pasado fueron ejecutados 34 condenados, y según AI, otros 128 prisioneros aguardan en los corredores de la muerte.

Japón ejecutó a 15 personas, el mayor número en más de 30 años. Sin embargo, no todo es negativo en el reporte. La ONG constató una creciente evidencia de que Estados Unidos se está alejando de la pena capital. El año pasado fueron ejecutadas 37 personas, la cifra más baja desde 1994. Argentina y Uzbekistán abolieron en el 2008 la pena de muerte. Según la organización, después de la abolición en Uzbekistán, hay una clara tendencia hacia su abolición en Asia.

En Europa sólo Bielorrusia mantiene la sentencia, que fue aplicada a cuatro personas el año pasado. En África, Botswana, Sudán y Liberia, país que reinstauró la pena capital para delitos como terrorismo, robo y secuestro, ingresaron a la lista negra de la organización.

eu/ el/ reuters/ dpa/ ap

DW recomienda