1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

“Peligrosa“ escalada retórica

Bush y Putin parecen competir por estos días en desatinadas alusiones históricas. La creciente hostilidad retórica preocupa en Alemania sobre todo a los que sufrieron la Guerra Fría en carne propia.

default

Problemas de comunicación.

Comparar la situación generada por los planes estadounidenses de instalar un escudo anti-misiles en Polonia y la República Checa con la que se planteó con la “crisis de los misiles” en Cuba, en 1962, como lo hizo el presidente ruso, Vladimir Putin, resulta fuera de lugar. Tan fuera de lugar como el comentario del presidente estadounidense, George W. Bush, quien hace poco habló del peligro de una tercera guerra mundial en relación con la pugna por el programa atómico iraní. Aunque Putin haya subrayado luego que la disputa no puede derivar en una gran crisis internacional porque las relaciones entre Rusia, Estados Unidos y Europa han mejorado de una manera decisiva, este nuevo aguijonazo verbal demuestra que la escalada retórica no ha terminado. Y eso causa inquietud.

La experiencia de la Guerra Fría

Egon Bahr

Egon Bahr, uno de los cerebros de la política alemana de distensión.

Egon Bahr, co- arquitecto de la Ostpolitik de Willy Brandt, se muestra preocupado por la creciente actitud de confrontación entre Estados Unidos y Rusia. “Mi impresión es que estamos llegando a una situación muy peligrosa”, comentó el político socialdemócrata a la agencia de noticias dpa. Y recordó que, aparte de Estados Unidos, Rusia es el único país que dispone de misiles intercontinentales y de la capacidad de responder a un ataque nuclear.

Para un hombre como Bahr, que vivió en primera fila las tensiones de la Guerra Fría y sabe muy bien lo que supuso la confrontación de aquellas décadas, el tema probablemente tenga otra resonancia que para las generaciones más jóvenes, acostumbradas ya a un escenario internacional sin el antiguo sello bipolar.

“Alemania no debe dejarse instrumentalizar”

A su juicio, el presidente Bush también ha contribuido con su política a provocar esta peligrosa situación. Por eso, considera que tanto Alemania como la Unión Europea deben intentar ejercer una influencia moderadora y no dejarse instrumentalizar por Washington. “Alemania no podrá evitar tener que volver a decir que no, si Estados Unidos quisiera por ejemplo intervenir en Irán, sin mandato de las Naciones Unidas”, señaló el octogenario político socialdemócrata.

En este contexto, destacó que la política exterior de distensión y estabilidad tienen tradición en la República Federal de Alemania desde los tiempos de Willy Brandt. “También la canciller Angela Merkel (CDU) sustenta esta tradición, acuñada por la socialdemocracia”, opinó Bahr, recalcando además que el ministro de Relaciones Exteriores Frank- Walter Steinmeier es un garante de la prosecución de dicha política de equilibrio.

DW recomienda