¿Peligra el núcleo de la zona euro? | Economía | DW | 16.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

¿Peligra el núcleo de la zona euro?

Con el paso de las semanas, los mercados financieros revocan los votos de confianza que le habían otorgado en mejores tiempos a los países de la zona euro. Los expertos temen que se dé una “fusión de núcleo” en Europa.

default

El presidente de la Comisión Europea dijo temer a una “crisis sistémica” de la UE.

El ambiente está cargado de tensión en Estrasburgo. Este miércoles (16.11.2011), durante un nuevo debate en torno a la crisis de la zona euro, se pronunciaron duras palabras en el Parlamento Europeo. La razón: el ascenso de los intereses que los Estados miembros de la Unión Económica y Monetaria de la Unión Europea (UE) deben pagar por sus emisiones de deuda pública; unos intereses que hasta ahora se habían mantenido relativamente estables. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, dijo temer a una “crisis sistémica” del bloque comunitario.

“Alemania es un lugar seguro”

Guy Verhofstadt

Guy Verhofstadt, ex primer ministro de Bélgica y líder de los liberales en el Parlamento Europeo.

El pago de intereses por bonos de Francia, Bélgica, Austria, Finlandia y los Países Bajos subió de golpe este martes (15.11.2011). Ese abrupto cambio puede deberse a una masiva pérdida de confianza de los inversionistas en las economías de esos países y también a una ola de especulaciones financieras, ahora no solamente en contra de Estados específicos, sino también de la zona euro como unidad. Y la situación se ve empeorada por la expectativa de que, a excepción de Alemania, las economías que la componen no seguirán creciendo.

Los precios de los seguros contra la cesación de pagos en la zona euro, los llamados credit default swaps, también subieron este 15 de noviembre; ellos constituyen un indicador del desarrollo potencial de los intereses generados por las deudas soberanas. “Los inversionistas ya no tienen confianza en que la zona euro puede solucionar sus problemas. Por eso vuelven la mirada hacia el lugar más seguro para colocar su dinero. Alemania es un lugar seguro, pero el resto de los países está padeciendo”, dijo un analista neerlandés.

Mientras Alemania todavía paga 1,77 por ciento de intereses por su deuda soberana a diez años, Francia paga el doble. Y esa brecha entre un país y otro de la eurozona crece cada día más. “Si esa situación se prolonga, se volverá insoportable”, advirtió en Estrasburgo el ex primer ministro de Bélgica y líder de los liberales en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt. Los intereses de la deuda italiana se acercan peligrosamente a la marca del siete por ciento, el nivel que alcanzaron los de las deudas irlandesa y portuguesa cuando sonó la alarma en la UE.

Obama: “A la UE le falta voluntad política”

USA Wahlen Demokraten Barack Obama

Barack Obama desestima que los problemas para solucionar la crisis del euro sean de índole técnica.

Si los intereses de la deuda italiana llegaran a superar el 7 por ciento, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) no podría ser utilizado para rescatar las finanzas de Roma. De hecho, todavía no está claro cómo va a funcionar el “apalancamiento” para ampliar el FEEF de tal forma que cuente con un volumen de 1 billón de euros. A esa incertidumbre se junta otra incógnita: ¿cuánto capital necesitarán los bancos europeos para soportar una eventual quiebra de los Estados de Grecia e Italia?

Algunos expertos estiman que la entidades bancarias del Viejo Continente necesitarán alrededor de 100.000 millones de euros. Y si no los consiguen en el mercado de capitales, serán los Estados quienes deberán salir al auxilio de sus bancos. Para despejar estas y otras dudas, la Asociación Bancaria de Europa (EBA) publicará un informe este viernes (18.11.2011). Mientras tanto, los eurodiputados intentan resolver un problema que parece estar vagamente formulado, pero que, en realidad, es una cuestión muy concreta y fundamental.

El primer ministro de Luxemburgo y líder del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, describió el dilema de la siguiente manera: “Si queremos reaccionar rápidamente, debemos renunciar a la unanimidad cuando votemos sobre tópicos financieros”. El resultado de no hacerlo es el abismo al que muchos ya han echado una mirada. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, criticó nuevamente a la UE por su manejo de la crisis, subrayando que todavía no tenía un plan claro. “El problema es la falta de voluntad política para defender como bloque al euro, el problema no es técnico”, señaló el hombre fuerte de Washington.

Autores: Bernd Riegert / Evan Romero-Castillo
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda