1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Pegada, nueva versión de Pegida contra la "americanización"

En la ciudad de Erfurt salieron este sábado (24.01.2015) por primera vez a la calle manifestantes de una nueva versión del movimiento de "Europeos Patrióticos contra la Islamización de Occidente" (Pegida) que desde hace semanas sacude a Alemania. Esta nueva rama de Pegida se autodenomina "Europeos Patrióticos contra la Americanización de Occidente" (Pegada).

Representantes de iglesias, partidos políticos, sindicatos y grupos antifascistas afirman que esta nueva agrupación constituye "un crudo rejunte" de adeptos a las teorías conspiracionistas, neonazis y hooligans violentos.

El surgimiento de Pegada es en opinión de los observadores políticos señal de que el movimiento de protesta se está radicalizando y escindiendo. Los manifestantes protagonizaron forcejeos con participantes de una contramarcha, señaló la policía, que estimó que unas 500 personas se enfrentaron delante de la estación ferroviaria central.

Los organizadores de Pegida se distanciaron días atrás de la marcha de "Legida", en Leipzig, que los servicios alemanes de inteligencia consideran más radicales y que se niegan a aceptar el catálogo de demandas elaborado por Pegida. "Todo lo que se dijo y se demandó en Leipzig no estuvo acordado con nosotros", dijo la portavoz de Pegida, Kathrin Oertel, tras la manifestación del lunes pasado, que según las autoridades policiales convocó a 14.000 personas en lugar de las 40.000 esperadas y acabó en desmanes y detenciones.

Oertel dijo que consideran acudir a la Justicia para evitar que sigan utilizando sus siglas. "Queremos evitar que Pegida se deslice hacia la extrema derecha", argumentó.

Pegida organiza desde mediados de octubre marchas semanales para protestar contra la presunta "islamización de Occidente". Ciudadanos de a pie, pero también neonazis y ultraderechistas han acudido a las concentraciones, que crecieron exponencialmente para reunir hace dos semanas a unas 25.000 personas (dpa).