Peña Nieto presenta propuesta de reforma energética | América Latina | DW | 12.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Peña Nieto presenta propuesta de reforma energética

El mandatario mexicano propone abrir el sector petrolero a la inversión privada, aunque los hidrocarburos seguirán en manos del Estado.

La idea se presentó este lunes (12.08.2013) y fue enviada al Senado de inmediato. Así de rápido quiere actuar el presidente de México, Enrique Peña Nieto, en una propuesta de reforma constitucional que busca tocar un tema tabú para los gobiernos de ese país: la inclusión de privados en el rubro energético, donde se incluyen los hidrocarburos, la electricidad y el gas.

La idea es ampliar la participación de capitales privados en la explotación petrolera y la generación de energía, aunque Peña Nieto fue especialmente cuidadoso en señalar que la propiedad del petrolero seguirá estando en manos del Estado. México expropió la industria petrolera durante el gobierno de Lázaro Cárdenas en 1938 e hizo del sector un bastión nacionalista.

Esa postura permanece hasta el día de hoy, aunque la reforma de Peña Nieto era esperada por algunos sectores, a ocho meses de que el mandatario del PRI asumiera el poder. Sin embargo, y por si alguien tenía aprehensiones al respecto, el jefe de Estado dijo que el gigante Petróleos Mexicanos (Pemex) “no se vende ni se privatiza”.

Volver a crecer al 6 por ciento

“Este día estaré enviando al Senado de la República una iniciativa de reforma a los artículos 27 y 28 de la Constitución que confirma la propiedad de la Nación sobre los hidrocarburos y permite al país aprovechar los abundantes recursos energéticos bajo la estricta rectoría del Estado”, indicó. La idea es permitir “contratos de utilidad compartida”, aunque no habrá contratos de “producción compartida”.

Peña Nieto indicó que las reformas permitirían pasar de una producción de 2,5 millones de barriles diarios de petróleo a tres millones para 2018 y 3,5 millones para 2025, después del declive registrado en los últimos ocho años. Con esta propuesta, el Gobierno busca hacer atractivo el sector para los privados que podrían inyectar capitales y modernizar el sector.

Para la aprobación de esta iniciativa se requieren las dos terceras partes de las Cámaras y luego de la mayoría de los 31 Congresos estatales. El gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) carece de mayoría propia, pero también el opositor Partido Acción Nacional (PAN) quiere abrir el sector al capital privado, mientras que la izquierda está en contra, pues ve en esta iniciativa un primer paso hacia la privatización total.

En materia de electricidad, el proyecto propone ampliar “la participación de particulares en la generación”, aunque será el Estado el que tendrá “en exclusividad” el control del sistema. Asimismo, la propuesta busca un régimen fiscal que reduzca las cargas de Pemex y, además, pretende reestructurar esa gigantesca empresa estatal. Peña Nieto sostuvo que las reformas son imprescindibles para que el país pueda crecer a un 6 por ciento anual en los próximos años.

DZC (dpa, Reuters, EFE)