Peña Nieto acusa que grupos buscan desestabilizar México | América Latina | DW | 18.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Peña Nieto acusa que grupos buscan desestabilizar México

El presidente aseguró que las protestas violentas de los últimos días y las denuncias por una propiedad de su esposa tienen ese objetivo.

La situación política en México es muy compleja, y una prueba de ello la dan las manifestaciones que se han registrado en diversas regiones del país para exigir verdad sobre la desaparición de 43 estudiantes en Guerrero. Para el presidente Enrique Peña Nieto, lo que se esconde detrás de todo esto es la intención de algunos grupos que buscarían desestabilizar el país y atentar contra su proyecto de gobierno.

Así lo declaró este martes (18.11.2014) durante la inauguración de un centro de salud para mujeres, donde mediante un encendido discurso aseguró que estos grupos se amparan en el dolor y la consternación social que vive México por la tragedia de los estudiantes. “A veces no está clareo su objetivo, pareciera que respondieran a un interés de generar desestabilización, desorden social y sobre todo de atentar contra el proyecto de nación que venimos impulsando”, sostuvo.

Algunas protestas, a las que se han unido profesores de educación pública sindicalizados, han terminado en hechos de violencia como incendios de oficinas de Gobierno y de sedes de partidos políticos, así como saqueos de tiendas de centros comerciales, especialmente en Guerrero y Oaxaca. También fue quemada la puerta del Palacio Nacional en Ciudad de México.

Denuncias por propiedad

El mandatario, quien se encuentra bajo mucha presión local e internacional por el caso de los estudiantes, dijo que nada detendrá las reformas económicas estructurales que lanzó al llegar al poder. “No nos vamos a detener, pareciera que algunas voces unidas a esta violencia y a esta protesta, algunas de ellas fueran aquellas que no comparten este proyecto de nación”.

Parte de la presión sobre Peña Nieto también se relaciona con una denuncia publicada por la prensa mexicana, que asegura que el jefe de Estado y su esposa son propietarios de una lujosa mansión construida por una empresa que ganó decenas de licitaciones cuando Peña Nieto era gobernador del Estado de México. Al respecto, el mandatario señaló que la propiedad era de su esposa y que ella explicaría en los próximos días cómo la adquirió.

DZC (dpa, Reuters)