1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Pastores en África luchan por sus derechos

Una organización comunitaria lucha por el estilo de vida tradicional de los masái en Tanzania.

“Para nosotros, nuestra tierra significa todo, es nuestra vida”, dice Edward Loure, ganador del Premio Medioambiental Goldman 2016.

“Para nosotros, nuestra tierra significa todo, es nuestra vida”, dice Edward Loure, ganador del Premio Medioambiental Goldman 2016.

Organización: Equipo de recursos de la comunidad Ujamaa, Tanzania

Ganador del premio Medioambiental Goldman 2016, Edward Loure ha sido, durante décadas, una espina para el gobierno tanzano. Miembro del pueblo Masái, su clan fue desalojado del parque nacional Tarangire en la década de 1970 para dar paso a la industria del turismo.

El movimiento afectó por igual al ecosistema debido al aumento de la rivalidad por la tierra y desplazó a las comunidades indígenas, que actuaron como administradores de la naturaleza y el medio ambiente.

Para Loure, el desalojo lo incitó a actuar. Fue una de las primeras personas en unirse al equipo de recursos de la comunidad Ujamaa, una organización no gubernamental dirigida por tribus, y junto con sus colegas –cazadores, recolectores y compañeros pastores- empezó con la tarea de proteger a su pueblo y sus tradiciones pastorales. “Para nosotros, nuestra tierra significa todo, es nuestra vida”, dijo.

Trabajando en el nombre de Ujamaa, identificó un mecanismo legal que otorgaba un título legal para las comunidades enteras en lugar de los individuos. La estrategia funcionó para el grupo. Hasta ahora, aseguró gestionar los derechos de 2 millones de acres de pasto, con 80.000 acres más que se añadirán en 2017.

“Sin título, los Masái no tenían futuro”, dijo Loure, quien cree fervientemente que este pueblo y su tradicional estilo de vida son una parte integral del paisaje tanzano.