1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Partidos de la gran coalición de Merkel abordan crisis de refugiados

La CSU bávara aspira a que se establezcan las llamadas zonas de tránsito junto a la frontera, y pretende que se restrinjan las posibilidades de reagrupamiento familiar para evitar nueva oleada de peticionarios de asilo.

Las cúpulas de los partidos integrantes de la gran coalición de la canciller alemana, Angela Merkel, se reunieron hoy (31.10.2015) por separado en busca de soluciones ante la llegada incesante de refugiados al país, cuestión que ha abierto grietas en el Gobierno de Berlín.

A las reuniones internas en la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) seguirá esta noche un encuentro entre la canciller y el líder bávaro, Horst Seehofer.

Para mañana se prevé otra reunión de crisis entre ambos jefes de las formaciones conservadoras, más el del SPD, el vicecanciller y ministro de Economía Sigmar Gabriel. Con esta ronda, Merkel se propone aplacar las tensiones abiertas en su coalición, que esta semana subieron de tono, al plantear Seehofer en términos de ultimátum -hasta mañana, domingo- que se frene la llegada de refugiados que recibe principalmente Baviera.

La formación bávara aspira a que se establezcan las llamadas zonas de tránsito junto a la frontera, donde se examinarán los casos de los peticionarios de asilo y se retendrá a aquellos que no tengan perspectivas de ser admitidos para acelerar así su expulsión. Además, la CSU pretende que se restrinjan las posibilidades de reagrupamiento familiar para evitar nuevas oleadas de peticionarios.

Deutschland Flüchtlinge in Wegscheid

Las autoridades alemanas y austríacas acordaron ayer limitar el paso de refugiados a cinco puntos fronterizos.

El SPD considera impracticables ambas medidas, mientras que desde la CDU se buscan fórmulas de consenso satisfactorias para todas las partes.

Se cuentan por miles

La llegada de solicitantes de asilo en los últimos días a Alemania, a través de la frontera con Austria, no se ha detenido, con un flujo diario de entre 7.000 y 10.000 personas, con especial impacto en la ciudad bávara de Passau. Las autoridades alemanas y austríacas acordaron ayer limitar el paso de refugiados a cinco puntos fronterizos para intentar con ello que al menos se logre un proceso más ordenado de registro.

El ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, había instado previamente a Viena a “poner orden” en los flujos de refugiados, tras denunciar que en los últimos días habían sido trasladados hasta la frontera personas sin ningún tipo de coordinación.

Alemania recibirá este año entre 800.000 y un millón de solicitantes, cuestión que supone un gran desafío político y logístico para el país, mientras los poderes locales y los “Länder” (Estados Federados) reclaman más recursos para atender a estos contingentes.

JC (EFE, dpa)






DW recomienda