1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Partido Popular español abre las puertas a los socialistas

La subida de Podemos en España, una formación nueva, podría acabar con el bipartidismo que ha gobernado España desde la transición. Este temor echa al partido gobernante a los brazos del enemigo político.

El gobernante Partido Popular español (PP) no descarta un pacto de gobierno con los socialistas (PSOE) si su formación no obtiene la mayoría absoluta en las elecciones del año próximo, con el argumento de que está a favor de acuerdos "con partidos democráticos" para "garantizar la estabilidad de España".

"Si no hubiera mayoría, los partidos con posibilidad o que son alternativa de gobierno tenemos que ponernos de acuerdo en los temas de Estado, sin ninguna duda", dijo el martes (2.12.2014) la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal.

Las palabras de la "número dos" de la formación en el poder se producen tras el fuerte ascenso en los sondeos de Podemos, un partido izquierdista con menos de un año de existencia que recoge la intención de voto de electores hastiados de los dos grandes partidos tradicionales.

Preguntada en concreto sobre si el PP se plantearía la posibilidad de una coalición con el PSOE como la que hay en Alemania, Cospedal dijo a una emisora local: "La contemplaríamos si no tuviéramos mayoría absoluta".

Una propuesta envenenada para el PSOE

Detrás de estas declaraciones está el creciente temor a Podemos, el partido que con menos de un año de vida ha dinamitado el tablero político español que ha estado sobre la mesa en las tres últimas décadas, en las que el PP y el PSOE se han ido alternando en el gobierno de España.

La irrupción de la formación del profesor universitario Pablo Iglesias va a acabar con el bipartidismo en las elecciones generales de dentro de un año, según las encuestas. Algunas incluso lo sitúan como vencedor de esos comicios.

Las palabras de la número dos sobre un pacto no benefician al PSOE, cuyo líder, Pedro Sánchez, batalla en dos frentes: en uno por alejarse todo lo posible del PP con la vista puesta en quienes los acusan de ser lo mismo y, en otro, por alimentar la idea de radicalismo en Podemos ahora que el partido de Iglesias ha suavizado su discurso acercándose a la socialdemocracia con sus propuestas económicas.

No habrá un pacto con el PP porque "es el partido de la corrupción", aseguró el martes Sánchez. El secretario general de los socialistas sí dejó hace días abierta la posibilidad de pactos puntuales con Podemos, tras haber descartado todo acuerdo en un inicio.

ZAM (dpa, efe)

DW recomienda