1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“Partida de los británicos de Basra es una capitulación”

La retirada de las tropas británicas de la provincia iraquí de Basra está en el foco de los diarios europeos de hoy.

default

Basra: ahora la responsabilidad es de los iraquíes.

El diario suizo Tagesanzeiger, de Zürich, comenta: “El gobierno de Bagdad celebró (la retirada de las tropas británicas de Basra) como todo un éxito. Pero el desarrollo de la situación no es una historia de éxitos sino más bien una lección que prueba que la coalición al mando de Estados Unidos no logró construir un Estado que funcione en el Irak pos Sadam Hussein.

En Basra se está tan lejos de un Estado de Derecho como en los tiempos del dictador destronado. No extraña entonces que la población aplauda la partida de los soldados británicos. Según muchos iraquíes del sur, la presencia de los británicos no trajo nada; al contrario, era la causa de más violencia”.

Menos libertades que en tiempos de Saddam Hussein

El periódico ruso Rossijskaja Gaseta, de Moscú, pregunta: “¿En manos de quién cae ahora Basra? Hoy, la segunda mayor ciudad de Irak se presenta como un lugar en el que hay muchas menos libertades civiles que en los tiempos de Saddam Hussein.

Las mujeres que llevan atuendos occidentales son arrestadas; las salas de cine tienen prohibido mostrar películas europeas o estadounidenses. Basra, otrora una ciudad casi con un aura occidental, es cada vez más un lugar más semejante al modelo de civilización iraquí.

Milicias y partidos aliados en el crimen

El rotativo alemán Berliner Morgenpost, de Berlín anota: “La entrega del mando de los británicos a los iraquíes en la sureña provincia de Basra no es otra cosa que una capitulación. Porque la verdad es que los británicos no le entregan la seguridad a un ejército y una policía regulares, sino a las milicias locales y a los partidos aliados a éstas que desde hace ya largo tiempo se han repartido la ciudad.

El relativamente nuevo comandante de la policía de Basra, que ya sobrevivido a 7 atentados, ha reconocido abiertamente que las milicias dominan el puerto, la principal entrada comercial a Irak. Un negocio con el que ganan inmensas sumas.”