1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Parlamento croata aprueba nuevo gobierno de centroderecha

El Parlamento croata aprobó este viernes (22.01.2016) con 83 votos a favor, 61 en contra y 5 abstenciones la investidura del nuevo Gobierno de centroderecha encabezado por el independiente Tihomir Oreskovic, un alto ejecutivo sin experiencia política que ha vivido la mayor parte de su vida en Canadá. El nuevo Ejecutivo cuenta con el respaldo de la conservadora “Coalición patriótica”, encabezada por la Unión Democrática Croata (HDZ), y del nuevo partido Most, una formación recién formada que fue la gran sorpresa de los comicios del pasado 4 de noviembre.

En esas elecciones, el bloque conservador de la HDZ logró 59 escaños frente a los 56 de la coalición encabezada por los socialistas, hasta ahora en el poder. Most, con 18 escaños, y muy cercana a la Iglesia católica, se acabó decidiendo por pactar un Gobierno con los conservadores. Los lideres de la HDZ, Tomislav Karamarko, y de Most, Bozo Petrov, son los dos vicepresidentes del nuevo Gobierno.

El nuevo primer ministro, Oreskovic, es un alto ejecutivo de la industria farmacéutica, nacido en Croacia pero que ha vivido casi toda su vida en el extranjero y no tiene experiencia política ni milita en ningún partido. Al pedir la confianza del Parlamento, centró su gestión en la economía y se mostró determinado a aumentar el crecimiento económico desde el actual 1,8 por ciento hasta el 5 por ciento en 2020, reducir el paro y la deuda y bajar el déficit desde el 4,9 por ciento a menos del 3.

Durante el debate de investidura, que se prolongó durante catorce horas, la oposición calificó ese programa económico como una mera “lista de buenos deseos”. La parte más polémica de la sesión parlamentaria se refirió al nombramiento del ministro de Cultura, que en el pasado perteneció a grupos neonazis, y del de Veteranos de Guerra, que ha amenazado con crear un “registro de traidores”.

Oreskovic no eligió a los 20 miembros de su Gabinete de forma autónoma sino que tuvo que seleccionarlos de una lista de 60 nombres impuesta por los dos partidos que respaldan a su Gobierno. Al nuevo primer ministro se le recrimina su desconocimiento del país, donde sólo ha vivido dos de sus 49 años, e incluso sus problemas con el idioma nacional. (EFE)