Paraguay: Franco espera que elección “sea una fiesta” | América Latina | DW | 21.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Paraguay: Franco espera que elección “sea una fiesta”

Presidente expresó sus deseos tras votar. Preocupa detención de dos bolivianos acusados que querer matar a un político.

Poco después de votar, el presidente interino de Paraguay, Federico Franco, dijo que estaba “orgulloso” de la forma cómo se desempeña el proceso y de participar en él, y manifestó su deseo de que “el gran ganador sea el pueblo paraguayo". Franco era el vicepresidente del destituido mandatario Fernando Lugo, y asumió su cargo hasta agosto de 2013.

Para que se cumpla ese plazo es vital lo que suceda en estas elecciones. “Ojalá sea una fiesta. Que la gente vote por el candidato de su preferencia”, agregó el mandatario, a la salida del local donde depositó su voto. En esta jornada tienen derecho a sufragar 3,5 millones de paraguayos, incluidos casi 22.000 que viven en España, Estados Unidos y Argentina.

Desde las primeras horas de la mañana los principales candidatos presidenciales concurrieron a votar y en declaraciones a los medios coincidieron en señalar que "todo transcurre con normalidad", más allá de inconvenientes "naturales" que siempre ocurren, especialmente en la conformación de mesas.

Querían matar a político

En tanto, los dos principales candidatos, el conservador Horacio Cartes y el liberal Efraín Alegre, cumplieron con su deber ciudadano "tranquilos" y confiados en obtener la victoria para convertirse en el nuevo presidente de Paraguay. Ambos encabezan las encuestas, que se publicaron hasta el jueves, último día en que estaba permitida su difusión.

Por otra parte, la policía paraguaya informó de la detención de dos ciudadanos bolivianos, quienes admitieron que planeaban matar a un político para enturbiar el proceso electoral. Ambos ingresaron al país el 16 de abril y, según el ministro del Interior, Carmelo Caballero, “existen suficientes indicios que apuntan a que habrían querido matar a un político”.

Por ahora, la policía paraguaya considera "imprudente" especular sobre el nombre del político en cuestión. El comisario Gilberto Fleitas, subjefe de Investigación de Delitos, dijo este domingo (21.04.2013) a una radio de Asunción que están abocados a verificar la identidad de los detenidos, de 28 y 30 años, detenidos en el terminal de buses de Asunción la noche del sábado.

DZC (dpa, ABC Color)

DW recomienda