1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Paraguay: Alberdi se niega a ser evacuada

Los habitantes de Alberdi, Paraguay, se resisten a ser evacuados pese a que el río más cercano sigue creciendo a su paso por la localidad; sus aguas ya alcanzan los 9,70 metros de altura, el doble de su nivel normal.

Los habitantes de la ciudad de Alberdi, ubicada en el sur de Paraguay, se resisten a ser evacuados a pesar de que el nivel del río Paraguay sigue creciendo a su paso por la localidad; sus aguas ya alcanzan los 9,70 metros de altura, aproximadamente el doble de la altura normal cuando no hay crecidas, según el Centro de Operaciones de Emergencia del departamento de Ñeembucú. No obstante, “los pronósticos son alentadores” y apuntan a que el nivel del curso fluvial comenzará a bajar paulatinamente en los próximos días.

La mayoría de los más de 7.000 pobladores de Alberdi se rehúsa a abandonar sus hogares, sus comercios o sus animales y rechaza que se les traslade a refugios en otras ciudades ribereñas como Villeta o Asunción la capital del país. Las autoridades explicaron que muchos de los lugareños tienen casas de familiares o negocios en la vecina Formosa, en Argentina, situada al otro lado del río Paraguay, por lo que algunos de ellos ya se han mudado a esa ciudad. El Gobierno paraguayo recomendó a fines de diciembre la evacuación total de Alberdi.

Y es que era grande el riesgo de que el muro de contención que separa la urbe del río cediera y anegara completamente la ciudad. El muro en cuestión se encuentra muy deteriorado y presenta filtraciones de agua que equipos de expertos están tratando de drenar mediante motobombas. No obstante, las tareas se están retrasando debido a que Alberdi padece constantes cortes de energía eléctrica que impiden el funcionamiento de los aparatos de drenaje.

Actualmente hay unas 5.540 personas desplazadas por las inundaciones en todo el departamento de Ñeembucú, según los datos oficiales. Además, existen más de 18.000 personas que se han visto afectadas en sus medios de vida, como pescadores, agricultores o comerciantes cuyos lugares de trabajo han quedado anegados. La Gobernación de Ñeembucú y organizaciones no gubernamentales brinda asistencia a las personas evacuadas, a las que provee de carpas y chapas para construir refugios y medicamentos gratuitos y víveres.

Personal de emergencias trabaja además para reforzar con sacos de arena el muro de contención de la ciudad de Pilar, también en Ñeembucú, y donde el río Paraguay ha alcanzado los 8,93 metros de altura. El Gobierno también se compromete a proporcionar asistencia técnica e insumos a las personas a las que las inundaciones han dejado sin medios de subsistencia, para permitirles volver a trabajar una vez concluya la emergencia por inundaciones.

Más de 100.000 personas han tenido que abandonar sus hogares en Asunción a causa de las inundaciones y la mayor parte de ellas vive en refugios o en casas de madera instaladas en espacios públicos de la capital.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda