1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Para evaluar reconstrucción de Irak se reúnen ochenta países en Estocolmo

Representantes gubernamentales de 80 países se reunirán el jueves en Estocolmo para realizar un balance intermedio sobre el estado de la reconstrucción de Irak y la situación de seguridad en ese país del golfo Pérsico. Desde Bagdad llegará el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki; de Nueva York, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; y de Washington, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice.

Las expectativas respecto a la reunión de un solo día están limitadas por la atención que concitan en este momento las elecciones presidenciales estadounidenses. Lo que vendrá después es también incierto para los delegados en Estocolmo.

La primera conferencia para el lanzamiento del denominado "Pacto Internacional con Irak", que tuvo lugar hace un año en el balneario egipcio de Sharm el Sheij, fue considerada en términos generales como un paso positivo.

La comunidad internacional quería ejercer presión sobre Bagdad, para que transite el camino hacia la reconciliación nacional y en lo posible lo acelere. El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Manucher Mottaki, se sentó a la misma mesa que su colega estadounidense Rice. La delegación iraquí manifestó al término del encuentro que se esperaban más expresiones concretas de ayuda y menos críticas.

De cara al encuentro de Estocolmo, calificado como la primera conferencia de evaluación de lo tratado en Sharm el Sheij, el canciller sueco, Carl Bildt, descartó en su carácter de anfitrión que ésta vaya a ser una "conferencia de donantes". El objetivo es más bien colocar el conflicto iraquí con más fuerza en el contexto internacional. Al igual que hace un año, se espera que tengan lugar controvertidos debates sobre el proceso de reconciliación nacional y sobre la distribución de la riqueza petrolera iraquí.

Una y otra vez los anfitriones han remarcado que este pequeño país escandinavo ha recibido a más de 150.000 refugiados iraquíes en los últimos años, superando en esto a todas las naciones europeas juntas. "Debe haber una distribución justa de las cargas a nivel internacional", consideró el secretario de Estado en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Frank Belfrage. Agencias