Paquete de rescate del euro: “en la senda correcta” | Economía | DW | 27.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Paquete de rescate del euro: “en la senda correcta”

El amplio paquete de medidas anticrisis de deuda europea, aprobado en la madrugada de este jueves 27 de octubre en Bruselas, ha generado cierto optimismo entre los políticos y en los mercados internacionales.

Nuevo rescate para el euro: ¿ahora sí?

Nuevo rescate para el euro: ¿ahora sí?

Un nuevo programa de ayuda para Grecia ha quedado aprobado. Se rebajará el 50 por ciento de su deuda pública en manos de acreedores privados, que renuncian a pagos por valor de unos 100.000 millones de euros. Ello, a través de un intercambio de bonos, asegurados a su vez por garantías de unos 30.000 millones de euros del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

Los países de la zona euro aprobaron oficialmente además la ampliación del fondo de salvamento FEEF de 440.000 millones a un billón de euros, así como una recapitalización de los bancos europeos para elevar hasta un nueve por ciento su cuota de capital básico –para lo que requerirán fondos frescos por más106.000 millones de euros. Políticos, bancos y mercados se muestran optimistas. Se ha ganado tiempo, pero la implementación urge, alertan.

Respiro para los políticos

El primero aunque no el único en respirar aliviado fue seguramente el primer ministro heleno, Georgios Papandreu, quien aseguró que ahora sí Grecia podría lidiar con su deuda. Complacidos se mostraron también los principales políticos europeos, especialmente la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy –que lideraron las negociaciones en los últimos días. “Demostramos que hemos sacado las conclusiones correctas de la crisis”, declaró Merkel en Bruselas.

Asimismo se congratularon los presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea, Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso. Y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, aseguró que aconsejaría al directorio del FMI la liberación del próximo tramo de ayuda para Grecia.

En "la senda correcta" se colocan las economías de la zona euro con este paquete, consideró el ministro de Hacienda del Reino Unido, George Osborne. Aunque aún habrá que asegurar que el conjunto de medidas "va a funcionar en la práctica”, agregó. Osborne reiteró que su país –que no integra la unión monetaria– no contribuirá ni con el FEEF, ni con instrumento alguno del Fondo Monetario Internacional (FMI) concretamente destinado a la eurozona, reporta la agencia Reuters.

El ministerio de Exteriores de China, la segunda economía mundial e importante socio comercial de la Unión Europea, celebró el acuerdo que, consideró, repercutirá positivamente en la confianza de los mercados. Citando fuentes cercanas a las negociaciones de la eurozona, el oficial diario China Daily y la agencia francesa de noticias AFP aseguraron que el gigante asiático y otras economías emergentes estarían dispuestas a contribuir con el fondo de rescate europeo. Pero el anuncio –confirmado por diplomáticos europeos- no ha sido ratificado por fuentes oficiales chinas.

Bancos, ¿a sangrar?

“Ahora les toca sangrar a los bancos”, titulaba la edición online del semanario alemán Der Spiegel. ¿Conseguirán los institutos financieros renunciar a la mitad de la montaña de deuda griega y conseguir capital fresco por valor de más de 100.000 millones de euros antes de mediados de 2012, sin necesidad de recurrir a ayudas estatales? Institutos alemanes y españoles se mostraron optimistas. Los franceses, sin embargo, expresaron sus reservas.

Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, celebró que con las decisiones tomadas en Bruselas se haya ganado tiempo. Josef Ackermann, director ejecutivo del Deutsche Bank y presidente del Instituto de Finanzas Internacionales (IFF) consideró que el paquete aprobado responde a las actuales necesidades europeas. El IFF saludó la decisión de reforzar al sistema bancario. En tanto, Ewald Nowotny, miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo advirtió que “el principal riesgo es que dejemos esperar demasiado tiempo de nuevo para la implementación de estos acuerdos”.

La mayor preocupación, por el momento, parece ser la necesidad de recaudar capital fresco para los bancos en los mercados. Los institutos griegos necesitarán 30.000 millones de euros, los españoles más de 26.000, los italianos casi 15.000, los franceses casi 9.000 y los alemanes poco más de 5.000, calculó la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Mercados, al alza

Como sea, las acciones y la disposición a asumir riesgos se dispararon. Algunas de las principales bolsas europeas –el Euro Stoxx 50, CAC40 de París, el MIB de Milán, el Dax de Fráncfort y el Ibex madrileño–experimentaron subidas de alrededor del cinco por ciento, reporta la agencia alemana de noticias dpa. En el mercado de valores de Londres se registró una subida de entre el 6 y el 10 por ciento, informa la británica Reuters.

Y mientras se reducían además las primas de riesgo para los bonos de potenciales candidatos a la crisis como Italia y España, la demanda de bonos públicos menos riesgosos, como los alemanes, bajaba. Otros índices bursátiles como el japonés Nikkei o el estadounidense Dow Jones treparon también por encima del dos por ciento.

Los mayores saltos fueron para las acciones de los bancos. Las de los alemanes Comerzbank y Deutsche Bank subieron hasta un 15 por ciento. Las del gigante francés Société Générale alcanzaron casi el 20 por ciento. Por otra parte, el euro abrió al alza y se cotizaba a 1,41 dólares, alcanzando un máximo de siete semanas en relación con el dólar. Y otras monedas de más riesgo también subieron.

Autor: Rosa Muñoz Lima

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda