1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Papademos y Monti intentan recuperar la confianza de Europa

El nuevo primer ministro griego, Lucas Papademos, y su homólogo italiano, Mario Monti, protagonizarán buena parte de la agenda de la Unión Europea (UE) esta semana, en medio de las incesantes turbulencias en la eurozona.

Lucas Papademos.

Lucas Papademos eprende gestiones en Bruselas.

Tanto Lucas Papademos como Mario Monti tienen programadas para este lunes y el martes varias reuniones en Bruselas y Luxemburgo, en las cuales intentarán que la Comisión Europea y el Consejo de la UE contribuyan al esfuerzo conjunto por relajar la presión en torno a Atenas y Roma y, por extensión, sobre España y otros socios periféricos del euro.

En el caso heleno, el objetivo es que el bloque comunitario desembolse cuanto antes el sexto tramo de ayudas por 8.000 millones de euros, que eviten la bancarrota en diciembre próximo, según el límite apuntado hace días por el ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos.

Dinero urgente

Papademos deberá convencer al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, de que Atenas está decidida a seguir en la senda de más ajustes a cambio de ese sexto tramo de ayudas del primer rescate al país, aprobado en mayo del año pasado por Bruselas y el FMI, por 110.000 millones de euros. Tendrá además que negociar los detalles del segundo rescate europeo y del FMI, por valor de 130.000 millones de euros, que incluye la quita del 50 por ciento de la deuda griega en manos de la banca.

En realidad, el viaje de Papademos también servirá para restablecer la confianza perdida de Bruselas y del eje Berlín-París en Atenas, después de que Papandreu anunciara la convocatoria de un referéndum sobre las condiciones del segundo rescate a Atenas, del que tuvo que desistir por las presiones de Alemania y Francia.

Responsabilidad italiana

Mario Monti.

Mario Monti: imagen de seriedad.

Mientras tanto, Monti, ex comisario europeo de Competencia, transmitirá a Europa un mensaje de responsabilidad del nuevo ejecutivo italiano en relación con la firme voluntad de Roma para acometer las reformas estructurales exigidas por Bruselas, que tiene al país, junto al Fondo Monetario Internacional (FMI), bajo estrecha supervisión.

Van Rompuy y el comisario de Economía de la UE, Olli Rehn, confían en que Italia hará todo lo necesario para reducir la abultada deuda pública del país, de 1,9 billones de euros. La UE, aseguró el belga esta semana, "tiene plena confianza en la capacidad de Italia de superar su actual situación". (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda