Papa lanza duro discurso contra la especulación con alimentos | El Mundo | DW | 20.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Papa lanza duro discurso contra la especulación con alimentos

“El hambriento está ahí, en la esquina, y pide dignidad, no limosna”, dijo el pontífice católico durante una conferencia de la FAO en Roma.

El papa Francisco alzó la voz este jueves (20.11.2014) contra la especulación, el derroche y la distribución desigual de alimentos, durante una conferencia de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma. El pontífice católico aseguró que esos factores, así como la codicia a la hora de buscar ganancias, estaban socavando la lucha global contra la pobreza y el hambre.

En esa línea, Francisco llamó a los países más ricos a compartir su riqueza con los menos afortunados. “Duele constatar además que la lucha contra el hambre y la desnutrición se ve obstaculizada por la prioridad del mercado y por la preeminencia de la ganancia, que han reducido los alimentos a una mercancía cualquiera, sujeta a especulación, incluso financiera”, dijo Jorge Mario Bergoglio ante delegados de más de 170 países.

“Y mientras se habla de nuevos derechos, el hambriento está ahí, en la esquina de la calle, y pide carta de ciudadanía, ser considerado en su condición, recibir una alimentación de base sana. Nos pide dignidad, no limosna”, agregó. Por lo mismo, añadió que una distribución más justa de los alimentos en todo el planeta es algo que “no puede permanecer en el limbo de la teoría”.

Meta es reducir más la miseria

Para Francisco, las guerras, la sospecha mutua entre países y algunas políticas económicas han dañado más a los pobres. “Lo sabe bien quien carece del pan cotidiano y de un trabajo decente”, dijo a los delegados, condenando la “paradoja de la abundancia”, pues el mundo produce suficientes alimentos para todos, pero no todos tienen acceso a ellos. También pidió que se respeten, “en todas las circunstancias, los derechos fundamentales de la persona con hambre”.

En la conferencia se debate mucho sobre la mala distribución de los alimentos, lo que provoca que mientras 805 millones de personas pasan hambre, otras 500 millones sufren de obesidad. La cifra de necesitados se redujo desde comienzos de los 90, cuando los afectados sumaban 1.000 millones a nivel mundial. En la actualidad, la cifra de personas que no tienen suficiente para comer es de un 13,5 por ciento, y el objetivo es reducirla al 12,8 por ciento en 2015.

DZC (EFE, Reuters, dpa)

DW recomienda