1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Papa inició visita a tres de los países más peligrosos de África

El Papa llegó a Nairobi, etapa inicial de su primer viaje a África, que también lo llevará a Uganda y la República Centroafricana. Todos países con alto riesgo de atentados terroristas.

El papa a su llegada a Nairobi, Kenia.

El papa a su llegada a Nairobi, Kenia.

El Papa llegó este 25 de noviembre a Kenia, antes de viajar a Uganda, otra nación que ha sido blanco de ataques de militantes islamistas y luego visitará República Centroafricana, un país desgarrado por el conflicto entre musulmanes y cristianos.

"Voy con alegría a Kenia, Uganda y a ver a los hermanos de República Centroafricana", dijo Francisco a la prensa a bordo de su vuelo a Nairobi. "Esperemos que este viaje dé buenos resultados, tanto espirituales como materiales", agregó.

Se espera que millones de cristianos -católicos y otros- participen de una misa pública, lo que planteará un desafío para las fuerzas de seguridad nacional en sus esfuerzos por resguardar al pontífice y a las grandes multitudes.

Amenaza terrorista de grupo islamista Shabaab

Kenia ha sido el blanco de una serie de ataques del grupo islamista somalí al Shabaab en los últimos dos años que han dejado cientos de muertos. En el 2013, un ataque de hombres armados de al Shabaab a un centro comercial de Nairobi dejó 67 muertos.

La parada potencialmente más peligrosa sería el tercer tramo del viaje, a la República Centroafricana. Decenas de personas han muerto ahí desde septiembre en actos de violencia entre rebeldes mayormente musulmanes Seleka y milicias cristianas anti-balaka.

Y como 10.000 policías…

Según anunció el Gobierno de Uganda, habrá otros 10.000 agentes en sus calles para garantizar la seguridad de la comitiva papal y de los ciudadanos.

Pero el punto más peligroso será la tercera y última escala del viaje: la República Centroafricana, un país en estado de guerra por el enfrentamiento entre milicias cristianas y musulmanes. La espiral de violencia comenzó hace dos años y se ha recrudecido durante las últimas semanas, por lo que el Vaticano llegó a plantearse la suspensión de esta escala, algo que también descartó el pontífice. Allí, la seguridad estará en manos de 3.000 cascos azules africanos, cerca de un millar de soldados de diferentes contingentes internacionales y 500 policías locales.

La iglesia católica africana está creciendo rápidamente, con un estimado de 200 millones de adherentes en el 2012, una cifra que alcanzaría los 500 millones en el 2050. Cerca de un 30 por ciento de los 45 millones de habitantes de Kenia son bautizados católicos, incluyendo el presidente Uhuru Kenyatta.

JOV (efe, rai)

DW recomienda