Panamá: toque de queda en Colón tras violentas protestas | América Latina | DW | 14.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Panamá: toque de queda en Colón tras violentas protestas

Una manifestación ciudadana contra un plan de renovación urbana derivó en desmanes, incidentes y saqueos. Hay al menos 35 detenidos.

La Gobernación de Colón impuso este martes (13.03.2018) un toque de queda en la ciudad, ubicada a 80 kilómetros al norte de la capital de Panamá, luego de que se registraran graves incidentes y saqueos de locales comerciales, en el marco de una protesta cívica convocada por el Frente Amplio por Colón (FAC) que derivó en graves disturbios provocados, aparentemente, por personas ajenas a la manifestación original.

Según los reportes preliminares, al menos cuatro policías y un civil resultaron heridos, mientras que se registraron 35 detenidos. El Frente Amplio exige soluciones "profundas" a problemas graves como deficiencias en la atención de salud, infraestructura, servicios públicos, y contra la manera como se desarrolla la renovación urbana que está impulsando el Gobierno panameño en la ciudad, y que buscaría favorecer a inversionistas extranjeros.

Policías pañamenos.

Las autoridades valoraron la actuación policial.

Sin embargo, antes de la protesta y después de ésta, grupos de vándalos provocaron desmanes de los que se desmarcó el Frente Amplio por Colón. El incendio de la emblemática "Casa Wilcox" del casco viejo de la ciudad, la quema de neumáticos y desechos en la vía pública y algunos saqueos llevaron a las autoridades a tomar medidas. Primero la gobernadora, Jenith Campos, impuso un toque de queda para menores de edad.

Interviene el Gobierno

Poco más tarde, el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, indicó que los incidentes que han causado cuantiosas pérdidas fueron obra de delincuentes comunes, pandillas del crimen organizado y políticos que no identificó. Alemán destacó que el Gobierno "actuará de forma enérgica" contra todos aquellos actos y personas que pongan en riesgo la convivencia de los colonenses" y felicitó el manejo profesional de la Policía Nacional.

Según Edgardo Voitier, coordinador del Frente Amplio por Colón, los trabajos de remodelación de la ciudad buscan "privatizar y elitizar” una urbe donde ya solo pueden vivir "ricos y extranjeros". El Gobierno niega estas acusaciones y ya anunció que el Plan de Renovación Urbana, llevado a cabo en parte por la firma Odebrecht, seguirá adelante, pese a la oposición de grupos contestatarios con los que espera iniciar un diálogo.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda