Panamá libera mosquitos transgénicos para combatir el dengue | América Latina | DW | 09.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Panamá libera mosquitos transgénicos para combatir el dengue

El Instituto Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) culminó en Panamá la liberación de 300.000 mosquitos transgénicos "Aedes aegypti", transmisores del dengue, como parte de un proyecto para atacar el mal.

El mosquito egipcio, transmisor de un tipo de dengue que puede ser mortal para humanos.

El mosquito "egipcio", transmisor de un tipo de dengue que puede ser mortal para humanos.

Lorenzo Cárdenas, vocero del Icges, dijo a la televisora local TVN (Canal 2), que tras la liberación de los vectores en el distrito de Araiján, 18 kilómetros al oeste de la capital panameña, se iniciará una etapa de evaluación de resultados del proyecto, en el que fueron utilizados mosquitos machos estériles.

Las comunidades seleccionadas para la liberación de los insectos son Nuevo Chorrillo, Princesa Mía y Lluvia de Oro, con el objetivo de observar si se reduce la población de mosquitos.

Los machos no se alimentan de sangre

Autoridades sanitarias panameñas aclararon que no hay motivo de alarma. A diferencia de las hembras, los machos Aedes no se alimentan de sangre, sino del néctar de las flores de plantas. El director del Icges, Néstor Sosa, aclaró que los mosquitos usados en el estudio poseen genes dominantes que interrumpen el ciclo de desarrollo del insecto, que deposita sus huevecillos en criaderos con agua limpia.

Explicó que el objetivo del experimento es que el macho transgénico copule con la hembra Aedes nativa, que pone de 80 a 100 huevecillos. La copulación con machos estériles evitará que los zancudos se reproduzcan y disminuya su población. Sosa señaló que la herramienta biotecnológica contra el vector es más segura que las nebulizaciones con insecticidas.

Previamente, fueron realizados experimentos similares en México, Islas Canarias (España) y Malasia, para enfrentar las enfermedades transmitidas por mosquitos, resaltó el director del Icges. A pesar de esto, no hay aún estudios a largo plazo sobre el impacto ambiental que puede tener aumentar la población de mosquitos ni sobre la efectividad de dicha medida.

JOV (dpa, tvn-2.com)