1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Palestina y la CPI: "Un arma política importante"

El presidente palestino Mahmud Abbas ha iniciado el proceso para adherirse a la Corte Penal Internacional de La Haya. Para Christian Tomuschat, experto en Derecho Internacional, esto exacerba las tensiones con Israel.

Deutsche Welle: Los palestinos aspiran a interponer un recurso en el Tribunal Penal Internacional de La Haya. ¿Qué pueden lograr?

En primer lugar, debe ratificarse el Estatuto de Roma, que constituye la base de la Corte Penal Internacional. Se hará probablemente en los próximos días. La Asamblea General ha reconocido a Palestina como un Estado, por lo que cualquier obstáculo legal debería ser eliminado. Como Estado signatario, Palestina luego puede iniciar un proceso denunciando una situación determinada. Es decir, por la comisión de algún delito previsto en el Estatuto.

No todos los países han adoptado el Estatuto de Roma. ¿Por qué?

Tras eso subyace el temor de que sus nacionales puedan ser procesados por la Corte Penal Internacional. Por supuesto, con todas las garantías legales. Esto es cierto, sobre todo, para los Estados Unidos, que consideran que tal corte era innecesaria y que podría ser utilizada con fines políticos. Pero también es cierto para China y Rusia. Sobre ninguno de esos países tiene jurisdicción la Corte Penal Internacional por razones muy similares. En última instancia, la aceptación del Estatuto de Roma implica un cierto control de la Corte Penal Internacional sobre la política del país. Y eso no lo quieren aceptar algunos gobiernos.

Esto vale también para Israel. Pero, al mismo tiempo, la solicitud de los palestinos parece poner a su gobierno bajo presión. El primer ministro Netanyahu ha respondido entonces a la jugada de los palestinos con la posibilidad de presentar una demanda contra los propios dirigentes palestinos. ¿Sería esto posible sin que Israel se una a la Corte Penal Internacional?

Israel debería entonces primero adherirse a la Corte. La jurisdicción de la Corte Penal Internacional se extiende a los ciudadanos nacionales de sus Estados firmantes, pero también a los que se han cometido en el territorio de cada uno de ellos. Si Palestina es reconocida como Estado integrante, entonces caerían bajo la jurisdicción de la Corte todos los delitos graves que se cometan o hayan cometido en territorio palestino, incluso por soldados israelíes. Al menos los cometidos desde el momento de la adhesión. Esto tendría sobre todo efectos para el futuro.

Christian Tomuschat, especialista en Derecho Internacional de la Universidad Humboldt de Berlín.

Christian Tomuschat, especialista en Derecho Internacional de la Universidad Humboldt de Berlín.

¿Para los crímenes del pasado no tendría validez?

Por supuesto que no. En Derecho contractual hay un principio básico que es que todos los derechos derivados de un contrato son válidos sólo a partir de la fecha de su ratificación. Al menos, es algo que podría convertirse en un arma política importante para los palestinos de cara a las negociaciones con Israel. Si es una buena idea esgrimir ese arma y, finalmente, utilizarla o no, ya es otra cuestión.

¿Por qué?

Llevaría a interminables disputas y dificultades, sobre todo en la investigación de delitos y la recogida de pruebas. Está bastante claro que el gobierno israelí se siente presionado y no estará dispuesto a hacer concesiones en las negociaciones. Yo hubiera, por la parte palestina, primero ratificado los otros acuerdos multilaterales de Derecho Internacional y de Derechos Humanos, antes de dar este paso final de unirse al Estatuto de Roma, que, obviamente, exacerba las tensiones.

El profesor Christian Tomuschat es integrante emérito de la Facultad de Derecho de la Universidad Humboldt de Berlín, exmiembro del Comité de Derechos Humanos de la ONU y expresidente de la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas.