Palestina: Abbas no acepta renuncia de su primer ministro | El Mundo | DW | 21.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Palestina: Abbas no acepta renuncia de su primer ministro

Este sábado volverán a reunirse para zanjar el tema. Rami Hamdallah había presentado su dimisión el jueves.

El primer ministro de Palestina, Rami Hamdallah, presentó su renuncia el jueves y este viernes (21.06.2013) se reunió con el presidente, Mahmud Abbas, para aclarar la situación. Y si bien los primeros reportes de prensa hablaban de que Hamdallah había retirado su intención de dejar el cargo, lo cierto es que Abbas no aceptó su partida.

De acuerdo al portavoz Ehad Bseiso, Hamdallah permanecerá en su puesto aunque no ha retirado la renuncia. El profesor universitario de 54 años, un independiente sin experiencia política, asumió como primer ministro hace dos semanas, pero aparentes disputas internas con otros ministros, así como dudas sobre su verdadero poder, lo habrían empujado a dar un paso al costado.

Mahmud Abbas, en una imagen de archivo.

Mahmud Abbas, en una imagen de archivo.

Hamdallah confirmó este viernes que el sábado 22 de junio volverá a reunirse con Abbas para zanjar definitivamente si se queda o se va. “El presidente no aceptó su renuncia y por eso el primer ministro seguirá cumpliendo sus obligaciones por ahora”, dijo el portavoz Bseiso a la agencia de noticias dpa.

Trivialidades y luchas de poder

Tras una reunión de dos horas, Hamdallah explicó a Abbas que quería dejar en claro cuáles eran sus atribuciones y cuáles las de los viceprimer ministros que lo acompañan, de manera de evitar futuros problemas. Si bien una fuente citada por AFP asegura que la reunión fue “positiva”, lo cierto es que el asunto no quedó del todo resuelto.

“Lo que sabemos es que habrá otra reunión la tarde del sábado entre el primer ministro y el presidente, para continuar sus discusiones sobre la renuncia”, dijo otra fuente a AFP. Ya la noche del mismo jueves una delegación enviada por Abbas a la casa de Hamdallah en Tulkarem, en el norte de Cisjordania, intentó vanamente convencerlo de no dejar el cargo.

Otra de las razones del malestar de Hamdallah sería que en la primera reunión de gabinete no se tocaron temas de fondo, sino asuntos triviales como qué asiento usarían los ministros o si sería posible fumar en los encuentros. Además, sus dos ministros subordinados habrían intentado asumir responsabilidades que no les correspondían, molestando al primer ministro.

DZC (dpa, AFP)

DW recomienda