1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Pacto por la Salud Mental combatirá la depresión y el suicidio en la UE

La Comisión Europea (CE) presentó el Pacto Europeo por la Salud mental, un documento que pretende ayudar a combatir problemas como la depresión y el suicidio en la UE.

La comisaria europea de Sanidad, Androulla Vassiliou, dio a conocer el documento en una conferencia a la que asistieron ministros, especialistas, pacientes y otros expertos para acordar futuras acciones conjuntas en Europa.

Según la CE, la depresión es uno de los trastornos mentales más graves y comunes.

El 9 por ciento de los hombres y el 17 por ciento de las mujeres en la UE la padece alguna vez en su vida, mientras que el suicidio es la causa más importante de muerte prematura y en el 90 por ciento de los casos está asociado con enfermedades mentales.

En 2006 el suicidio causó 58.000 fallecimientos en la UE, por encima de los accidentes de tráfico, responsables de 50.000 muertes ese mismo año.

El Pacto aboga por una acción coordinada a nivel de la UE e identifica cinco áreas de atención prioritaria: la prevención del suicidio y la depresión; la promoción de la salud mental entre jóvenes; en el entorno laboral; en la tercera edad y la lucha contra la exclusión social.

El Pacto reconoce los retos que plantea la salud mental y hace un llamamiento para superar los tabúes y el estigma que siguen asociando a la enfermedad mental.

Bruselas estima que el coste de estas enfermedades en los sistemas sanitarios de los Estados miembros es elevado, aunque reconoce que el impacto más grave se produce en otros ámbitos, fundamentalmente por el absentismo laboral, la invalidez y la jubilación anticipada.

El Pacto anima a combatir los problemas mentales desde edades tempranas, dado que la mitad de los trastornos psíquicos empiezan a manifestarse durante la adolescencia.

La Conferencia y el Pacto son la continuación de la consulta del Libro Verde sobre salud mental, presentado por la Comisión en 2005.