Otras dos mujeres acusan a Donald Trump de abuso sexual | El Mundo | DW | 15.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Otras dos mujeres acusan a Donald Trump de abuso sexual

"Me agarró del hombro, empezó a besarme de nuevo agresivamente y colocó su mano en mi pecho. Yo me resistí y me fui a otra sala. Después reapareció, me agarró de la mano y me llevó a la habitación", dijo Summer Zervos.

Summer Zervos, excandidata del programa de televisión The Apprentice, dijo en conferencia de prensa en Los Angeles que Trump se intentó aprovechar de ella durante una reunión.

Summer Zervos, excandidata del programa de televisión "The Apprentice", dijo en conferencia de prensa en Los Angeles que Trump se intentó aprovechar de ella durante una reunión.

Otras dos mujeres acusaron hoy (14.10.2016) al candidato presidencial estadounidense Donald Trump de acoso sexual. Summer Zervos, excandidata del programa de televisión "The Apprentice", dijo en conferencia de prensa en Los Angeles que Trump se intentó aprovechar de ella durante una reunión en la que sondeaban opciones laborales para ella. Otra mujer, Kristin Anderson, de 46 años, contó al Washington Post cómo Trump supuestamente la manoseó en un club nocturno en Nueva York, a comienzos de los años noventa.

Summer Zervos

Zervos, concursante de la quinta temporada del programa presentado por Trump, manifestó que decidió dar un paso al frente después de que varias mujeres denunciaron supuestos abusos por parte del empresario en los últimos días, y, especialmente, tras la publicación de un video de 2005 donde se le escucha hacer comentarios sexuales sobre las mujeres con un lenguaje vulgar. Zervos fue eliminada de la competición dentro del formato televisivo "The Apprentice", pero asegura que continuó viéndose con el multimillonario ya que ejercía como mentor suyo y veía posibilidades de trabajar para él.

La mujer explicó hoy ante los medios que Trump la llamó y la invitó a cenar durante una visita a Los Ángeles. Ella aceptó y cuando se presentó en el hotel, el equipo de seguridad de Trump la acompañó hasta un bungalow –no al restaurante–, y allí se produjo el supuesto incidente. "Me agarró del hombro, empezó a besarme de nuevo agresivamente y colocó su mano en mi pecho", dijo Zervos. "Yo me resistí y me fui a otra sala. Después reapareció, me agarró de la mano y me llevó a la habitación", apuntó la mujer. Allí, según su relato, ella le pidió que se tumbaran a ver la televisión, y cuando trató de apartarlo de su lado, Trump "comenzó a tocarse los genitales". Una vez que llegó la cena se pusieron a hablar de negocios, pero ninguno de los planes que discutieron llegó a materializarse, por lo que Zervos considera que Trump le negó oportunidades laborales por haber rechazado acostarse con él.

Kristin Anderson

Anderson, quien buscaba en los años noventa progresar como modelo y actualmente trabaja como fotógrafa, relató que estaba enfrascada en una conversación con otras personas cuando sintió que una mano se deslizaba debajo de su falda y la tocaba a través de la ropa interior. Anderson se apartó y de inmediato reconoció que se trataba de Trump, según dijo. Por entonces, Trump era una celebridad y su imagen estaba muy presente en la prensa local.

Apenas ayer, Trump negó haber abusado sexualmente de múltiples mujeres y acusó a los medios periodísticos de difundir "versiones perversas" y "mentiras rotundas". El candidato republicano asegura que es víctima de una campaña de su contrincante demócrata, Hillary Clinton, y de varios sectores de la prensa local. "Es un ataque perverso, acordado y coordinado", dijo Trump durante un acto de campaña en Florida.

FEW (EFE, dpa)
 

DW recomienda