1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Osetia del Sur anuncia referéndum para unirse a Rusia

La república separatista georgiana de Osetia del Sur ha puesto en un aprieto al presidente ruso, Vladímir Putin, al anunciar la pronta convocatoria de un referéndum para unirse a la Federación Rusa.

"Nosotros no vemos nuestras relaciones con Osetia del Sur en ese contexto", admitió esta semana Putin, quien reconoció en agosto de 2008 la independencia tanto de esa región georgiana como la de Abjasia.

Poco importa que el Kremlin no esté interesado en verse enzarzado en otro contencioso territorial como el de Crimea y en una nueva retahíla de sanciones occidentales, el líder suroseta, Leonid Tibílov, ya ha adelantado que la consulta tendrá lugar antes de agosto.

"El referéndum se celebrará en breve, no dentro de un año, sino dentro de menos de seis meses. Abordamos la cuestión con Putin y concluimos que este es un asunto interno de Osetia del Sur", comentó.

Hace un año, Tibílov explicó en entrevista con EFE que aún no había llegado la hora de unirse a Rusia. No obstante, ahora quiere reformar la Constitución para que el presidente pueda solicitar el ingreso en Rusia de común acuerdo con el Parlamento suroseta y el Kremlin. Subrayó que la reforma del artículo 10 de la Constitución de la república otorgará al presidente "el derecho a dirigirse al presidente ruso con la propuesta de crear un único órgano unificador al que cederíamos nuestras facultades".

"De esa forma, evitamos a Rusia riesgos políticos que podrían surgir en caso de unificación directa", agregó.

Recordó que Osetia lleva más de 20 años en estado de guerra con Georgia, que intentó recuperar el territorio por la fuerza en 2008 con funestas consecuencias, y que en el caso de Crimea también todo estaba en contra y a la postre la península volvió al redil ruso.

En marzo de 2015 Putin firmó con Tibílov un tratado de alianza e integración, en virtud del cual Moscú asumió la defensa y seguridad de la república, donde ya cuenta con bases militares, documento que fue condenado por Georgia. Además, ordenó simplificar el procedimiento de obtención de la ciudadanía rusa para los habitantes de Osetia del Sur, cuyo territorio funciona ya, de hecho, como un protectorado ruso, ya que depende casi totalmente de la financiación del Kremlin. (EFE)



DW recomienda