1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

OSCE critica estándares del referendo turco

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa aseguró que hubo deficiencias, como escasa información independiente y condiciones inadecuadas.

Una dura crítica recibió el gobierno de Turquía este lunes (17.04.2017), cuando la directora de la misión de la OSCE en Turquía, Tana de Zulueta, dijo ante la prensa que los observadores electorales de esas entidad detectaron numerosas deficiencias en el referéndum celebrado el domingo, donde la opción defendida por el presidente Recep Tayyip Erdogan resultó ganadora con el 51,3 por ciento de los votos, bastante menos de lo que esperaba el mandatario.

 

Más información
-Tras el referéndum: ¿formará parte Turquía de la Unión Europea?

-El principal partido opositor turco pide la anulación del referéndum

 

En Ankara, De Zulueta dijo que el proceso "no se realizó en igualdad de condiciones", porque "las dos partes en la campaña no tuvieron las mismas oportunidades. A los votantes no se les facilitó una información independiente sobre aspectos centrales de la reforma” en votación. El Gobierno presentó un proyecto de reforma constitucional que permitirá la introducción de un sistema de gobierno presidencialista que dará mayores atribuciones al actual mandatario.

Además, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa añadió que hubo un "abuso de recursos estatales” por parte del bando del "sí", apoyado por Erdogan. En tanto, el director de la delegación de misión de observadores del Consejo de Europa, Cezar Florin Preda, señaló en Ankara que "en términos generales, el referéndum incumplió los estándares del Consejo de Europa".

Los portavoces de la OSCE y deel Consejo de Europa.

Los portavoces de la OSCE y deel Consejo de Europa.

Comentarios "inaceptables”

Por todo lo anterior, los observadores europeos estiman que el referéndum constitucional no cumplió con los mínimos democráticos, y recalcaron que "el campo de juego no estaba nivelado”. En su informe, la OSCE señala que el marco legal en el que se desarrolló la consulta fue insuficiente y recalca que los gobernadores provinciales usaron el estado de excepción para limitar las libertades de expresión y de reunión, "esenciales para un proceso democrático”.

Los portavoces destacaron, en todo caso, que excede sus mandatos como observadores el pronunciarse sobre la validez de las elecciones. El Gobierno turco reaccionó rápidamente a estas declaraciones, rechazando las críticas mediante un comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores. En éste, se señala que se "recibió con pesar” el informe y acusa que la delegación "llegó a Turquía con reservas y no tomó en cuenta los principios de neutralidad e imparcialidad”. También calificó como "inaceptables” las críticas.

El presidente Erdogan, en tanto, dijo ante miles de seguidores que Turquía "no ve, oye ni reconoce” los reportes de la OSCE ni de países europeos que, a su juicio, se oponen a las reformas más que la misma oposición turca.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

DW recomienda