Organizaciones cristianas contra la protección del medioambiente | Secciones | DW | 09.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Secciones

Organizaciones cristianas contra la protección del medioambiente

Hay varias organizaciones cristianas que se oponen a tomar medidas en contra del calentamiento global. Dos de las más prominentes son el Instituto Acton y la Alianza Cornwall.

El Instituto Acton para el Estudio de la Religión y la Libertad

El Instituto Acton fue fundado en 1990. Se describe a sí mismo como un equipo de formación de pensamiento académico y de investigación basado en la teología judeo-cristiana y en el mercado económico libre. Su lema es conectar buenas intenciones con economías sólidas.

En 2006, el Dr. Jay W. Richards, un ex-investigador docente del Instituto y director de medios de comunicación de Acton, escribió el siguiente comentario: “El calentamiento global ciertamente merece un estudio profundo. Sin embargo, no debemos crear políticas draconianas basadas en el mito de que esto es una emergencia que demanda una reducción drástica en las emisiones de dióxido de carbono. Hacer esto implicaría dar lugar a una emergencia humanitaria real, al imponer costos innecesarios en la población que menos puede pagarlos. La limitación en la emisión de los gases que producen el efecto invernadero dispararía el costo de la energía. Estas serían malas noticias para el consumidor quien tiene que llenar su tanque de gasolina o poner calefacción en su casa, particularmente para familias de bajos ingresos económicos”.

La Alianza Cornwall y la Administración de la Creación

La Alianza Cornwall tuvo su inicio el año 2000 con la publicación de la “Declaración Cornwall para la Administración del Medio Ambiente”. En su más reciente publicación del año 2009, titulada “Declaración Evangélica sobre el Calentamiento Global” declaró:

“Creemos que la Tierra y sus ecosistemas – creados por el diseño inteligente y el poder infinito de Dios, y sostenidos por su santísima providencia – son robustos, resistentes, auto-regulados y auto-corregibles, admirablemente apropiados para que florezca la humanidad y den testimonio de Su gloria. El sistema climático de la tierra no es una excepción. El reciente calentamiento global es uno de los muchos ciclos naturales de calentamiento y enfriamiento de la historia geológica”.

“Nosotros hacemos un llamado a los líderes políticos para que adopten medidas que protejan la libertad de los seres humanos; que hagan que la energía sea más accesible y que liberen a los pobres para que puedan salir de la pobreza. Y al mismo tiempo, que abandonen esas políticas ineficaces y en realidad dañinas para controlar la temperatura global”.