1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Orbán: no habrá "corredor humanitario" para refugiados

El primer ministro húngaro, el nacionalista Viktor Orbán, defendió en Viena la instalación de alambradas contra el avance de refugiados. Hungría solo consideraría un "corredor", si Austria y Alemania lo piden.

Orbán: Austria no quiere un corredor, pero tampoco quiere vallas. Austria no quiere nada, al parecer.

Orbán: "Austria no quiere un corredor, pero tampoco quiere vallas. Austria no quiere nada, al parecer".

"La valla en la frontera con Serbia está funcionando y vamos a hacer lo mismo con Croacia", declaró Orbán en una rueda de prensa en la embajada de Hungría en Viena, donde se encuentra de visita oficial.

Hungría selló su frontera meridional con Serbia el pasado día 15, lo que hizo que el flujo de refugiados se dirigiera hacia Croacia, que ha recibido a casi 60.000 personas desde entonces.

Orbán aseguró que la propuesta de Croacia de establecer un "corredor humanitario" para los refugiados a través del territorio de ambos países en dirección a Austria, y luego Alemania, va en contra de cualquier norma europea. Sin embargo, aclaró que si Austria y Alemania aceptaban esa posibilidad, Hungría estaría dispuesto a considerarla.

"Austria no quiere un corredor, pero tampoco quiere vallas"

El jefe del Gobierno húngaro indicó que su homólogo austríaco, Werner Faymann, con el que se reunió hoy, rechazó esa medida y le aseguró que las normas europeas sobre asilo siguen vigentes, por lo que ese corredor no se aplicará. "Austria no quiere un corredor, pero tampoco quiere vallas. Austria no quiere nada, al parecer", declaró con ironía.

Orbán destacó la necesidad de recomponer las relaciones entre Austria y Hungría, dos países con especiales relaciones históricas que se han visto dañadas por roces diplomáticos debido a las divergentes apreciaciones sobre la repuesta a la crisis de los refugiados.

Croacia y Grecia "deben cumplir normas de Dublín"

"Todos deben de cumplir con las normas de Dublín, de registrar a todos los refugiados que llegan a su territorio", aseguró en referencia a Croacia. "Croacia es miembro de la UE y, en principio, en Hungría sólo pueden entrar personas que hayan sido registradas como solicitantes de asilo allí", agregó.

Orbán aseguró que antes de erigir la valla en la frontera de Serbia, miles de refugiados entraban por allí, mientras que desde que ese paso está cerrado, apenas son unos cientos los que han llegado al país por esa delimitación. Por ello, aseguró que esa solución también se aplicará en la frontera de Croacia, donde Hungría ultima una valla de 41 kilómetros, el tramo fronterizo que no está limitado entre ambos países por el río Drava.

Además, volvió a insistir en que es necesario detener el flujo de inmigrantes en Grecia, el primer Estado europeo al que llegan desde Irak, Afganistán o Siria. "Hay que parar a los inmigrantes en las fronteras de Grecia", opinó Orbán.

RML (efe, afp, ap, dpa)