1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Oportunidad para la paz

No sin optimismo, la prensa europea analiza las posibilidades de éxito en la Cumbre de Annapolis para el Cercano Oriente.

Academia Naval de Annapolis, sede del encuentro.

Academia Naval de Annapolis, sede del encuentro.

El periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung espera que la cumbre de Annapolis arroje señales positivas para la paz mundial: „Entre los 40 participantes en el encuentro figura gran parte del mundo musulmán, liderado por Arabia Saudí. Incluso Siria estará representada, aunque en un rango menor. Los árabes desean sacar resultados concretos de Maryland, y no solamente gestos ceremoniales; esto habla de que la reunión puede transformarse en un esfuerzo serio. Si el presidente Bush logra que la cumbre no se descarrile y se pierda en lo subjetivo, se conseguiría un impulso importante para la región. Y si tanto Teherán como Hamas rechazan asistir, es cosa contra la cual nada puede hacerse.”

Necesitan aliados

En Berlín, el Tageszeitung comparte la esperanza de que la cumbre no transcurra en vano: “Washington necesita aliados en el mundo árabe, y mucho más si la situación parece dirigirse a una confrontación con Irán. El frente árabe que rechaza cualquier negociación con Israel nunca fue tan reducido como hoy. Es una situación que podría prolongarse por corto tiempo. Los gobiernos árabes necesitan resultados que puedan llevarse a casa y demostrar que tienen otras cartas además de la ‘resistencia’ promovida por Hamas y Hezbolá. Todas las partes involucradas comparten la misma convicción: es tarde, quizá demasiado, pero si nada sucede las cosas resultarán mucho peor.”

Riesgo radical

En Bonn, el General Anzeiger se ubica en una perspectiva menos positiva: “Ni siquiera los optimistas más conspicuos pueden esperar un cambio de fondo en las cuestiones decisivas para la región. Está por verse si la conferencia arroja señales para el fin del conflicto palestino-israelí. Annapolis debiera ser la llave para negociaciones definitivas hacia la solución del diferendo. El precio de cualquier fracaso conllevaría el riesgo de que los radicales recobren influencia en los territorios palestinos y polaricen aún más todo el Cercano Oriente.”

Riesgo radical

El diario católico francés La Croix dice a su vez: “El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, ha salido debilitado por acusaciones de corrupción; el palestino Mahmud Abbas por los extremistas del movimiento Hamas; y el presidente George W. Bush por su interminable guerra en Irak. Estas fragilidades conjuntas pueden conducir a que se escuche la voz de la cordura en Annapolis. Sin un acuerdo de largo alcance, tanto regional como internacional, no habrá avance alguno en las negociaciones de paz para el Cercano Oriente.”