1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

Opiniones de usuarios: "¿a qué viene tanto prejuicio?

Una selección de opiniones de nuestros usuarios sobre las declaraciones de la canciller alemana y la réplica del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, entre otros temas.

default

Si la canciller alemana agrede al presidente venezolano con un comentario ignorante sobre la situación de Venezuela al hablar de populismo y "crecimiento económico" de un país que tiene cuatro años de un crecimiento económico que muy pocos países poseen, está "bien" para ustedes. Si el Presidente Chávez se defiende de una provocación completamente gratuita, ya que jamás se ha permitido hacer un comentario de naturaleza crítica al gobierno alemán, entonces Chávez es el "provocador". Mientras Europa imite el comportamiento colonial de antaño y de los EE.UU. no tendrá muchos aliados en una Latinoamérica cada vez más consciente de su peso y de su soberanía sobre unos recursos naturales que Europa necesitará si desea seguir creciendo, además de un mercado cuyo poder adquisitivo mejora en grado mayor justamente en los gobiernos que la canciller tacha de "populistas". Son otros tiempos, y con la variedad de servicios disponibles, es muy desagradable ver a otro medio abandonar el servicio de noticias para convertirse en propaganda neocolonial o neoconservadora, pero tiene el sencillo remedio de no usar sus servicios, para no añadir otro canal de propaganda a los igualmente pésimos que existen a nivel local y hemisférico.

Christian van der Dys, Venezuela

Evidentemente, Europa añora los gloriosos años 90, en los que figuras como Carlos Saúl Menem, Fernando de la Rúa en Argentina, Collor de Melo y Enrique Cardoso en Brasil, Alberto Fujimori en Perú, Carlos Andrés Pérez en Venezuela, Bucaram en Ecuador, Salinas de Gortari en México, Jaime Paz, Sánchez de Lozada en Bolivia y hasta la herencia del mismísimo Pinochet en Chile, daban “libertad de mercado” para el saqueo, los negociados y la marginación de millones de latinoamericanos a la más absoluta pobreza en pos de alcanzar los postulados del “Consenso de Washington”.

Seguramente estos líderes latinoamericanos no podrían ser catalogados como “Populistas”. Quienes entierran a sus pueblos y permiten que los saqueen en beneficio de la apertura económica y la libertad de mercado son aplaudidos y ungidos a la categoría de estadistas. Pero Europa no puede despegarse del racismo con el que observa la historia y la realidad, tomemos solo el ejemplo de la emigración para darnos cuenta de lo injusto e hipócrita que es su pensamiento. Sólo a manera de ejemplo, basta ver como el milagro alemán solo se pudo lograr con la mano de obra turca.Y observen que hasta el día de hoy esa colectividad no sólo es denigrada socialmente, sino que además se les niega la categoría de ciudadanos alemanes.

Por una cuestión de espacio solo haré una mención más a la hipocresía europea. Cuando se preocupan tanto por el cambio climático no hacen ninguna referencia a que son justamente ellos los que envían al tercer mundo sus fábricas contaminantes (papeleras en América del Sur), desperdicios industriales y atómicos, que son ellos quienes con sus fondos de inversiones o empresas de capitales europeos deforestan bosques selvas y todo lo que se les ponga por delante en pos de cubrir sus demandas de materias primas o de hacer más rentables sus inversiones. Esto no es en defensa de Chávez ni de ningún líder actual. Es sólo una expresión que trata de decir no tomen a la gente por estúpida. A pesar de estar o no de acuerdo con estos actores, se cuando el lobo se disfraza de cordero, conozco la historia y sé que los conquistadores, saqueadores, piratas y comerciantes de esclavos de antaño no han perdido las mañas, sólo han cambiado sus estrategias. Ya no llegan en barcos sino que lo hacen en aviones o por internet. Seguramente esto es para debatirlo en una contexto más amplio, pero qué distinto sería el mundo sin tantos prejuicios, sin tanta hipocresía, sin tanta mentira y sin tantos odios. Evidentemente ,Europa no aprendió nada de su propia historia.
Martín, Argentina

Creo que la opinión de la canciller Merkel está enmarcada en el ámbito de las nacionalizaciones que realiza el presidente Chávez, que afectan "saqueos", digo "inversiones" europeas, no sólo en el área de los combustibles, sino también en el de los alimentos, biodiversidad etc. Por lo tanto, la opinión de la canciller es sesgada, antidemócratica y contradictoria. Cualquier estudiante de nivel bachillerato puede desbaratar esa apología de crecimiento para los países de America Latina.
Joel Valencia, México

Pienso que la canciller se tendría que preocupar más por los problemas de los alemanes, que no son pocos, en vez de preocuparse por los problemas de América Latina, y por el Sr. Chávez. Es una forma un tanto grosera de distraer la atención de las personas en otras cuestiones, en vez de preocuparse por lo que a ella verdaderamente le debe importar y es su obligación hacerlo, que son los alemanes y las personas que viven y trabajan en Alemania.
Claudio, España

Tiene razón la canciller alemana en lo que dice de Hugo Chávez. Es importante que la canciller no se olvide de Colombia, que no sea sólo Brasil y México en cuanto a relaciones comerciales.
Luz Marina, Colombia

La canciller de Alemania, al igual que todos los gobernantes del mundo merecen respeto, y, si algo hay que reclamar, o si hay que hacer una observación, existen los canales regulares para el asunto en cuestión, y no la tribuna pública.
José Diaz, Alemania

Muy acertado el comportamiento de la canciller alemana Angela Merkel. No quiero pasar por alto una pequeña sugerencia: no le den mucho espacio a los comentarios de este funcionario que, con su charlatanería, lo que quiere es ocultar su pesima gestión gubernamental. Deben de estar muy atentos, ya que seguramente ha formado grupos de choque en ese país. Espero que mi sugerencia les sea útil en el futuro.

Ingrid, Venezuela

Últimamente la UE parece estar llegando tarde en sus relaciones comerciales preferentes con otros continentes. Hay un socio que se les está adelantando, China. La UE tiene excesivos prejuicios para separar la política del comercio. Por ejemplo, la última cumbre en Lisboa entre África y la UE se pudo celebrar porque, a diferencia de la anterior, no se puso como condición la asistencia de Zimbawe. En Latinoamérica no se termina de digerir el avance de los nuevos gobiernos de izquierdas, y la UE no comprende que estos cambios son estructurales, es decir, históricos, y se pretende primar relaciones, por ejemplo, con Colombia, como cabeza de puente de colaboración de gobiernos más afines a la UE, o favorece movimientos secesionistas como el de los cruceños. Craso error, porque China está avanzando en sus relaciones estratégicas con todos los países latinoamericanos con grandes recursos en materias primas, y para cuando llegue la UE será tarde. Nunca Latinoamérica ha tenido tantos gobiernos democráticos ¿a qué viene pues tanto prejuicio?
Javier Colomo Ugarte, España

Así como se están desarrollando los acontecimientos en América Latina y las diferentes visiones políticas, y económicas que tienen los países de la región, creo que la posición de la senadora Alvear se debe tener muy en cuenta, ya que no da tiempo a especulaciones, ni a creer que en un mediano plazo se puedan poner de acuerdo estos. Con el interés demostrado por la Unión Europea en mejorar el comercio, así como en ayudar al progreso de esta parte del mundo, debiera concretar estos objetivos rápidamente; sobre todo en países que presentan seguridad jurídica para las inversiones. De lo contrario, se están dejando a merced de gobiernos poco democráticos y los resultados en un corto plazo pueden ser catastróficos. Colombia es un ejemplo. En lo relacionado al tratado de libre comercio (TLC), con la actitud incomprensible e incluso irracional del congreso de Estados Unidos; donde hicieron prevalecer los intereses políticos de partido, a la realidad geopolítica de la región, ya que esta nación se encuentra rodeada de gobiernos populistas y estatistas, que con sus políticas están llevando al traste sus economías y que, apoyando la subversión, tan dañina para la región; han dificultado el desarrollo de los cafeteros, y de Perú, pues esta, ya ha presentado problemas con una guerrilla que tenían derrotada, pero con dicho apoyo está tratando de recomponerse. Sería muy reconfortante encontrar la comprensión y la ayuda mutua entre la UE y los países democráticos Latinoamericanos.

Rodrigo H., Colombia

Recorte en la ayuda a Nicaragua

Leyendo el artículo sobre la ayuda a Nicaragua, queda claro para

Maikundgebung Nicaragua

Daniel Ortega.

mí que las acusaciones son sólo generalidades y que, de todas formas, el capitalismo de Alemania les hace imposible ayudar a un sistema nuevo, donde se construye una sociedad más equitativa y de acuerdo a las condiciones de pobreza y abandono a que estaba el país. Lo que lamento es que no exista independencia de los países y que Alemania se haya puesto al servicio de los EE.UU., o está bajo su férula. Debieran dejar tranquilo, no intervenir en los asuntos internos de los países del tercer mundo. Si la ayuda es condicionada a criterios del más fuerte, no es ayuda. Estamos con Nicaragua y en contra de la intervención extranjera.
Iván, Chile

Entiendo que los diputados y la canciller tengan la opinión que tienen con respecto a nuestro presidente Chávez y a Daniel Ortega, pues son gente de pensamiento de derecha. Pero lo que no puedo entender es por qué un medio de comunicación como lo es DW sólo refleja la opinión desde ese punto de vista. No hay imparcialidad en vosotros. Hay muchas personas que sí creemos que el socialismo es una verdadera alternativa a la economía de mercado, que no es un "pensamiento fallido" como dice el diputado. El parlamento solucionó a nivel político, en un momento dado, el problema de la representatividad de lo pueblos. Pero, señores, todas las instituciones caducan, el parlamentarismo ha fallado en muchísimos casos, y ahora no es lo único que pueda dar soluciones. Hay que buscar alternativas más democráticas como los consejos populares y comunales que se están dando a conocer en nuestros países. Tampoco existe la "economía social de mercado". Son conceptos que se excluyen mutuamente. Dicho concepto es una falacia como el "flogisto" en química o la famosa "mano invisible del mercado". O es de mercado o es social. Señores de DW, traten de que nos se les refleje tanta parcialidad por el pensamiento de derecha. Incluyan otras opiniones.
María Eugenia Contreras, Venezuela

Sus comentarios, opiniones y críticas son siempre leídos con atención. Dada la gran cantidad de correo recibido, no se garantiza una respuesta personalizada. DW-WORLD se reserva el derecho a publicar sin aviso previo las opiniones de sus usuarios, adaptadas y no siempre completas. Las opiniones vertidas en esta página son de exclusiva responsabilidad de quienes las han enviado.

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los artículos que figuran abajo y compártalos con otros lectores. Su opinión nos interesa. ¡Escríbanos!





DW recomienda