1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Opinión: Yücel y el acuerdo sobre refugiados

Casi dos meses lleva el periodista alemán Deniz Yücel preso en Turquía. Ahora se le concedió asistencia consular. Un nuevo capítulo de la farsa política que empezó con el acuerdo de refugiados, opina Daniel Heinrich.

La situación suscita numerosas cuestiones, pero la esencial es: ¿qué significa realmente todo esto? ¿Un periodista alemán se encuentra encarcelado bajo falsas acusaciones en un país extranjero, informamos de que le visita un diplomático del país y de que, "dadas las circunstancias", se encuentra  bien? 

Más información: 

Alemania podrá acceder a periodista detenido por Turquía

Erdogan tacha a Yücel de “agente alemán”

De verdad, ¡qué clase de noticia es esta! La noticia hubiera sido: "Periodista alemán liberado de la cárcel turca". Lo que pasó ayer (04.04.2017) es sólo el último acto en una farsa política cuya víctima es Deniz Yücel y cuyo transfondo no es otro que el insaciable deseo de poder de Recep Tayyip Erdogan y las ambiguas relaciones entre el Gobierno alemán y Turquía.

¿Todo culpa de la campaña turca por el referéndum?

El presidente turco se encuentra enredado en la celebración de su referéndum, las encuestas pronostican resultados ajustados y el resultado final es incierto. Las únicas bazas que todavía puede esgrimir Erdogan son sus demostraciones de fuerza hacia el exterior, con las que demuestra a sus seguidores que puede enfrentarse "a Occidente", "a los extranjeros", "a la amenaza terrorista".

Entre las bazas de Erdogan, por cierto, está el acuerdo de refugiados con la Unión Europea, con cuya cancelación le gusta amenazar. Es decir, los refugiados como juguete en manos del poder. Una actitud que dista de su cacareada solidaridad hacia sus "hermanos y hermanas musulmanes". Pero eso no es nada si la comparamos con la actitud del Gobierno alemán, que evaluó el acuerdo sobre refugiados como un "éxito". ¡Como que un éxito! Sí, en Turquía los campamentos de refugiados son ejemplares. El único problema es que están vacíos. Casi nadie vive en ellos. Menos de 300.000 refugiados.

Porträt Daniel Heinrich (DW/M. Müler)

Daniel Heinrich, redactor de DW.

Es decir, menos del diez por ciento de los aproximadamente tres millones de refugiados que hay en Turquía reside en los alojamientos levantados por el Gobierno. Así lo reveló el partido alemán Die Linke ('La Izquierda') a mediados de marzo, después de realizar una pregunta parlamentaria casi doce meses después de que se pusiera en marcha el acuerdo. El Gobierno federal ha admitido que el 40 por ciento de los niños refugiados sirios en Turquía no pueden ir a la escuela. Muchos tienen que trabajar para ganarse su sustento. ¿Puede calificarse esto de "éxito"?

Preguntas al Gobierno alemán

Y aquí radica el núcleo del asunto: como observador externo, uno no cesa en su asombro ante las numerosas cuestiones que surgen sobre la relación entre el Gobierno de Berlín y el de Ankara. ¿Cómo es posible que el presidente turco califique de "terrorista" al periodista Deniz Yücel? ¿Por qué se le dan miles de millones de euros a Erdogan por la llegada de refugiados si luego sólo una ínfima proporción está bajo la tutela del Gobierno turco? ¿Por qué se le permite a Erdogan todo eso? Y en Berlín, las reacciones, en el mejor de los casos, oscilan entre la "preocupación", la "profunda preocupación",  la "alarma", y la "profunda inquietud", mientras se espera que las relaciones se normalicen después del referéndum constitucional.

Pero ¿qué reacciones son esas? ¿Qué pasa si la situación no se normaliza? ¿Qué pasa si Ankara sigue presionando, difamando y calumniando cada vez más? ¿Qué sucederá entonces? ¿Qué pasará con Deniz Yücel y con los refugiados en Turquía? Y la pregunta más acuciante de todas: ¿qué significa todo esto?

Autor: Daniel Heinrich (lgc/ms)

Ver el video 01:31

Apoyo consular para periodista alemán

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema