1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Opinión: Trump, sólo un anticipo

Las peleas entre partidarios y detractores de Donald Trump son el producto de una estrategia política que puede dar lugar a distorsiones peligrosas en los EE. UU., dice Ines Pohl desde Washington.

Esta campaña se está saliendo poco a poco de control. Después de las peleas entre partidarios y adversarios del candidato presidencial republicano Donald Trump en mítines electorales, ahora el presidente Barack Obama ha interferido y pidió el sábado pasado, en un discurso público, moderación al partido de Trump.

Esto es mucho pedir – y Obama lo sabe bien. Los lideres del Partido Republicano han perdido hace mucho tiempo el control de estas primarias. Durante mucho tiempo se subestimó a Trump y se le ha consentido demasiado. Se ha fallado a la hora de sancionar sus declaraciones racistas e inhumanas y de excluirlo de los debates televisados. Y también en hacerlo a tiempo para que surgiera otro candidato alternativo.

Simpatizantes seducidos

Cada vez es más evidente cuál es la verdadera lucha de Trump y cuán seducidos están sus seguidores. Donald Trump quiere aislamiento para los Estados Unidos. Quiere un país que renuncie a sus principios democráticos, así como poner a personas bajo sospecha generalizada por su religión, aprobar la tortura como un medio eficaz y renunciar a todas las obligaciones internacionales de EE.UU. en esta materia.

Pohl Ines Kommentarbild App

Ines Pohl, corresponsal de DW en Washington.

Trump promueve este nuevo orden mundial en discursos candentes, que no sólo apuntan hacia las personas consideradas como "los perdedores" en la sociedad estadounidense. Es alarmante el número de seguidores que tiene también entre empresarios exitosos y bien posicionados, y cuán tan xenófobo es realmente Estados Unidos en 2016. Qué poca unión y qué división tan profunda hay en el país. Era sólo una cuestión de tiempo para que la campaña de Trump llegara a la violencia con su llamado indirecto a oponerse a la sociedad multicultural y verdaderamente liberal. Miles lo vitorearon cuando dijo que los contra-manifestantes debían ser golpeados (también dijo con regocijo que en tiempos pasados se los hubiera sacado en camillas).

EE. UU. como pioneros

Ya sea en moda, música o iPhones, Estados Unidos es generalmente considerado como pionero en muchas áreas, no sólo en los bienes de consumo, sino también en los cambios sociales. Esto debería hacer reflexionar a los políticos que juegan demasiado con fuego con el fin de alcanzar el éxito político a corto plazo.

La Ley Fundamental alemana es uno de los mejores baluartes contra una política populista y xenófoba, como la que propaga Donald Trump. Y en la Ley Fundamental de Alemania no sólo está consignado el derecho de asilo, sino también explícitamente la protección a las minorías.

Los que, como yo, se encuentran estas semanas en los Estados Unidos, sólo pueden esperar que los políticos alemanes vean con atención lo que está sucediendo aquí. Es cierto: uno no solo puede aprender algo de lo que sucede en torno a Donald Trump, sino que debe hacerlo.

DW recomienda