1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Opinión: Navalny es útil para Putin

El político opositor más famoso de Rusia, Alexei Navalny, se postula a la presidencia en 2018. Eso sería bueno para la democracia rusa, pero también para el presidente Vladimir Putin, opina Juri Rescheto.

Alexey Navalny durante en una manifestación en el primer aniversario del asesinato del crítico del régimen Boris Nemzov.

Alexey Navalny durante en una manifestación en el primer aniversario del asesinato del crítico del régimen Boris Nemzov.

¿Alexei Navalny como  candidato a la presidencia? Esa es la pregunta que asombra ahora a rusos , a pesar de que la candidatura de Navalny era tan solo una cuestión de tiempo. Un tiempo durante el cual el exbloguero y empresario estaba siendo investigado por el supuesto caso de malversación de fondos de "Kirovles”. Ahora, sin embargo, el caso en su contra ha sido abandonado, y el camino está libre para que Navalny pueda postularse a la presidencia, en marzo de 2018.

¿Tiene algo que temer Vladimir Putin, que sin duda también volverá a correr, de este activista anticorrupción y crítico del Kremlin? ¡De ninguna manera! A Putin le convendría la candidatura de Navalny, así como a la oposición rusa, por paradójico que parezca.

Éxito notable en la elección de Moscú

Hasta ahora, el líder informal del movimiento de oposición ha tenido tan solo ambiciones para el cargo de alcalde de Moscú. Se presentó en 2013, y perdió contra el candidato de Putin, Sergei Sobyanin. Pero fue una carrera respetable. Navalny obtuvo el 27 por ciento de los votos, el doble de lo que las encuestas habían pronosticado. Los periódicos lo anunciaron como "el surgimiento de una nueva fuerza política a tener en cuenta en el país más grande del mundo". La alegría entre los rusos de mentalidad crítica fue grande.

Juri Rescheto

Juri Rescheto

Pero lo más probable es que el oponente de Navalny, Sobyanin, fuera el que más motivos tuvo para celebrar: ¡acababa de ganarle las elecciones al nuevo y prometedor político en el país más grande del mundo! Y no solo contra la seudo-oposición formada por comunistas y los llamados "liberales demócratas".

¿Y hoy? La situación es similar: Navalny es el segundo en anunciar su intención a la presidencia; el cofundador del partido (real) de oposición Jabloko, Grigory Yavlinsky, ya ha declarado su candidatura. Y otros candidatos seguramente le seguirán. Entre los nombres probables: el jefe del Partido Comunista Gennady Zyuganov, el populista y derechista Vladimir Zhirinovsky, y el jefe del Partido de "Rusia Justa”, Sergey Mironov. Todos son entidades bien conocidas para los votantes rusos.

Se dice que Yavlinsky es el candidato más competente, sobre todo en cuestiones económicas, pero es menos carismático que Navalny, especialmente en opinión de los votantes más jóvenes. Los otros tres posibles aspirantes ya han participado en elecciones presidenciales en el pasado: durante años han jugado su papel como miembros de la oposición ficticia rusa; ninguno representa un peligro real.

Conocido en toda Rusia gracias al internet               

Así que ahora, el presidente del país más grande del mundo tiene la oportunidad de ganarle a un candidato serio, con fama en toda Rusia: las revelaciones hechas por Navalny de corrupción descarada en los más altos escalones del poder ruso le han convertido en un personaje conocido desde Kaliningrado hasta Vladivostok. Y gracias, principalmente, al internet, el arma más poderosa en el arsenal del exbloguero, la cual seguramente usará extensivamente en la próxima campaña. El internet es un arma que no sigue las jerarquías verticales tradicionales del poder. La información ahí no se extiende de arriba a abajo, sino más bien horizontalmente, y en un abrir y cerrar de ojos.

¿Y la oposición? También deberían estar contentos porque finalmente habrá algún movimiento en la política rusa. Claro, siempre y cuando la investigación contra Navalny por cargos de malversación no sea restablecida. Pero dada la naturaleza del sistema de justicia ruso, no se puede descartar una reapertura del caso a última hora que impida a Navalny presentarse a las elecciones.

Autor: Juri Reschetto (FEW/ CP)