1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Opinión: “La realidad ha alcanzado a Blatter”

El fin de la carrera de Joseph Blatter al frente de la FIFA debió haber llegado mucho antes, opina Stefan Nestler, de la redacción de deportes de DW. Sin embargo, la asociación mundial de fútbol aún no está a salvo.

¡Por fin! Finalmente la Comisión de Ética de la FIFA ha suspendido por 90 días a Joseph Blatter, quien aún sigue siendo el presidente de la asociación mundial de fútbol. De acuerdo con la decisión de la Comisión, esta suspensión puede ser extendida por otros 45 días. En ese caso, el próximo 26 de febrero Blatter tampoco podría asistir al Congreso de la FIFA, en el que se planea elegir a su sucesor.

En principio, el presidente, de 79 años, aún enfrenta solo sospechas de corrupción, pero, de facto, su era al frente de la organización deportiva más poderosa del mundo ha llegado a su fin. Si incluso la Comisión de Ética creada por él mismo le ha retirado su apoyando, Blatter debería entender que ya no puede haber una despedida honorable para él.

Una densa red

Stefan Nestler

Stefan Nestler

Sin embargo, tampoco se la merece. Si bien, bajo su mando, la FIFA se convirtió en una empresa multimillonaria, su éxito económico también estuvo siempre acompañado de escándalos de corrupción. Blatter supo echarle la culpa a otros para salvar su propio pellejo. En una empresa normal hubiera tenido que asumir la responsabilidad por esas irregularidades hace muchos años y dimitir.

Este no fue el caso en la FIFA, donde Blatter se había tejido una red tan densa que incluso en las tormentas más fuerte simplemente se podía dejar caer. La red resistía. A finales de mayo sus seguidores lo reeligieron para un quinto mandato, pese a que el escándalo de corrupción que llegaba hasta la cúpula de la FIFA era público.

Un genio del autoengaño

Al igual que muchos otros pecadores cuya culpa ha sido comprobada, Blatter siempre insistió en que era inocente. Aparentemente hasta él mismo lo creía. Blatter es un genio del autoengaño, que acomoda la verdad a su conveniencia. Incluso cuando recientemente los grandes patrocinadores de la FIFA se distanciaron de él, denunció un complot, en lugar de cuestionar su propio papel. Ahora la realidad lo ha alcanzado. Por fin.

La salvación no está a la vista

No obstante, el fin de la era Blatter en la FIFA no significa que todo vaya a mejorar en la asociación mundial de fútbol. El actual favorito para sucederlo, Michel Platini, también ha sido suspendido. Esto lo ha desacreditado tanto que en realidad ya no puede ser tomado en cuenta como candidato para la presidencia de la FIFA, puesto que se espera que el nuevo jefe emprenda una amplia reforma.

Platini es un pupilo de Blatter y -tal como parece- también forma parte del sistema corrupto de la FIFA. Probablemente se hunda junto con Blatter. Con ello, no solo la FIFA, sino también la UEFA está en peligro de zozobrar. Sin embargo, la salvación todavía no está a la vista. Si es que existe.