1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Opinión: Europa en el abismo

Lo impensable ha ocurrido: Donald Trump será el próximo presidente de Estados Unidos. Europa está experimentando gran incertidumbre y vive el fin de una era, dice Barbara Wesel.

¿Qué podemos esperar realmente de Donald Trump? No lo sabemos, pero, después de su campaña electoral, podríamos suponer que todo estará mal, pues gran parte de sus anuncios dañan los intereses europeos.

Europa en aguas turbulentas

Por ejemplo, cuestiona a la OTAN, admira a Putin, discrimina a los inmigrantes y quiere romper los acuerdos comerciales. La lista de anuncios horrorosos es larga. ¿Cuáles de ellos implementará realmente? ¿Cuáles de sus confusos impulsos políticos seguirá? Naturalmente, no lo sabemos.

La incertidumbre es asombrosa. Y también es muy peligrosa. Ha habido antes presidentes más o menos populares en Estados Unidos, pero ninguno ha sembrado semejante miedo en los corazones de sus aliados como Donald Trump.

Fin de la democracia liberal

El resultado de las elecciones se siente como el final de una era. Una era en la que las relaciones transatlánticas, con todas sus fortalezas y debilidades, fueron un importante factor de estabilidad en la política mundial. Si Trump le da espacio a sus impulsos aislacionistas, entonces la tormenta podría romper el pacto global. La relación de seguridad que ha mantenido protegido a Occidente durante décadas podría romperse. Y cuando él y Putin se acerquen, la estructura de poder mundial cambiará.

Barbara Wesel, de DW.

Barbara Wesel, de DW.

El ascenso de Donald Trump también podría presagiar el fin de la democracia liberal tal como la conocemos. Él podría ser el catalizador de los movimientos populistas de derecha en Europa. Si a esto se suma lo que representa Recep Tayyip Erdogan en Turquía, Vladimir Putin en Rusia, el régimen de Corea del Norte y el gobernante de Filipinas, Rodrigo Duterte, el panorama político mundial infunde miedo.  

¡Adiós EE. UU.!

Incluso si las peores consecuencias políticas llegan a evitarse, el choque cultural al que ha llevado esta campaña es muy fuerte. Este es el fin del sueño americano, del mito de Bob Dylan y Susan Sonntag, Robert Redford y todos nuestro héroes liberales. Ellos serán enterrados bajo la banal retórica del odio de Donald Trump, que rompe cada tabú con su sexismo, su racismo, su ira y sus mentiras. Es hora de decirle adiós al Estados Unidos que conocimos y amamos.

El mundo se ha vuelto más peligroso e impredecible. Donald Trump podría proporcionar el material para nuestras peores pesadillas. Hay pocas esperanzas de que nos ahorremos lo peor. Con Trump podríamos volver a la Edad Media.

Autora: Barbara Wesel (MN/ CP)