1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Opinión: Eco de Ucrania en las calles de Moscú

Boris Nemtsov es, ahora, el más reciente crítico de Putin asesinado. Es de temer que este asesinato, como tantos otros crímenes políticos en Rusia, nunca sea esclarecido, opina Ingo Mannteufel.

El asesinato del político liberal ruso Boris Nemtsov en las calles de Moscú lleva el sello de un atentado. Así lo sugieren, hasta ahora, todos los indicios. La forma: Nemtsov fue atacado con cuatro disparos por la espalda desde un auto en marcha. La fecha: para este fin de semana se había anunciado una manifestación en el distrito de Marino, en las afueras de Moscú. Bajo el lema de “Primavera”, los críticos querían protestar contra la política rusa en Ucrania. La víctima: Boris Nemtsov era líder de la oposición a Putin y había ayudado a organizar la protesta prevista.

Especulaciones y teorías de conspiración

Desde luego que es demasiado pronto para avisorar, sin especular, las consecuencias políticas de este asesinato. Lo que se necesita es, ante todo, una profunda investigación sobre el crimen, pero es difícil imaginarlo conociendo la realidad rusa.

Ingo Mannteufel, jefe de la redacción Europa de DW

Ingo Mannteufel, jefe de la redacción Europa de DW

Como en la Rusia de Putin el debate público con argumentos ha desaparecido paulatinamente de la política y los medios, es de esperarse que pronto surgirán todo tipo de especulaciones y teorías de la conspiración sobre este nuevo asesinato. Que Nemtsov fue asesinado por intereses empresariales. O que el asesinato de Nemtsov se debió a sus fuertes críticas contra Vladimir Putin. O que el crimen fue resultado de una pelea dentro de la oposición rusa. O que la autoría del hecho lleva la firma de nacionalistas rusos, también responsables de los dos últimos asesinatos políticos en 2009, el del abogado de derechos humanos, Stanislav Markelov y de la periodista Anastasia Baburova. Es de temer que el asesinato de Nemtsov, como tantos otros crímenes políticos en Rusia, no sea esclarecido por completo.

Con vistas a la manifestación de protesta prevista para este domingo, lo más cercano es buscar las razones de este atentado en este contexto. Según reportan seguidores de Nemtsov, este se aprestaba a publicar hechos y documentos que probarían la participación de Rusia en el conflicto ucraniano, específicamente la presencia de tropas regulares rusas en la región del Donbás.

Extremistas de derecha rusos, asociados con el movimiento Novorossija en Donbás, celebraron el hecho en medios sociales.

Asesinato empeora la agitación política en Moscú

Seguro es que el brutal asesinato de un político de la oposición rusa exacerbará aún más el clima político en Rusia. El odio difundido por políticos y medios contra disidentes del Kremlin, y contra todo el que tenga otra opinión, ha alcanzado niveles intolerables.

Los retratos de Nemtsov y otros críticos rusos de Putin fueron - durante años – el blanco de ataques verbales y físicos por parte de grupos juveniles dirigidos por el Kremlin. Por eso ahora el presidente Putin y el Kremlin son los directos responsables de esta atmósfera política envenenada.