Opinión: Alemania, parte beligerante | Política | DW | 26.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Opinión: Alemania, parte beligerante

Las exportaciones alemanas de armamento han vuelto a aumentar. También a Arabia Saudí, que participa en la guerra de Yemen. Con sus envíos de armas, Alemania se transforma en parte beligerante, opina Matthias von Hein.

"El Gobierno alemán desarrolla una política de armamento moderada y responsable”. Así se lee en la página web del Ministerio de Economía. Desde la publicación del más reciente Informe sobre Exportación de Armamento queda claro, sin embargo, que Alemania no satisface esa exigencia. Cinco de los diez más importantes compradores de armamento alemán se hallan en regiones en crisis. Y con la multiplicación por tres de las ventas de armamento a Arabia Saudí, a casi 500 millones de euros, Alemania se transforma en parte beligerante, por lo menos indirectamente.

Recordemos: desde hace un año y medio, el país más rico del mundo árabe lanza bombas sobre el país más pobre de la región. Las consecuencias de la intervención en el conflicto interno en el Yemen: a comienzos de octubre, por ejemplo, murieron 140 personas como consecuencia de un ataque aéreo saudí a un funeral en Saná.

Los bombardeos sobre hospitales son tan frecuentes, que la organización Médicos sin Fronteras retiró su personal del país. Según información de la ONU, en el país hay tres millones de refugiados internos. Más de la mitad de los 25 millones de yemenitas no tienen asegurada su alimentación. Los ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudí nada han aportado a la finalización del conflicto.  Los beneficiados son solo Al Qaeda y la filial yemenita del "Estado Islámico”.

Arabia Saudí: ¿un factor estabilizador?

En el Informe sobre Exportación de Armamento se lee que Arabia Saudí es hoy el tercer mayor comprador de armas "made in Germany”. Y el 90 por ciento de las ventas va para la Fuerza Aérea: repuestos para aviones de combate, helicópteros, aviones, equipamiento para recarga de combustible en el aire. ¿Quién puede decir en Berlín vinculantemente que nada de eso es utilizado en la guerra en Yemen?

Las exportaciones alemanas de armamento son fundamentadas con el argumento de que Arabia Saudí es un "factor estabilizador” en el Oriente Próximo. Una afirmación que puede ponerse en duda, también más allá del caso del Yemen : Arabia Saudí propaga también el islam wahabita, que se destaca por su rigor en la aplicación de la sharía,  y financia a fuerzas yihadistas. Particularmente absurda es la afirmación en el Informe sobre Exportación de Armamento que reza: "especial importancia se da al respeto de los derechos humanos en el país destinatario del armamento”.

La revista "The Economist” cuenta a Arabia Saudí entre los diez países más autoritarios del mundo. Según Amnistía Internacional, Arabia Saudí limita masivamente la libertad de expresión y reunión. Solo un ejemplo: Raif Badawi, galardonado con el premio "Freed of Speech Award” de la DEUTSCHE WELLE, va a ser pronto seguramente azotado nuevamente.

Sólo una parte mínima de las exportaciones es rechazada

El triste resultado de este Informe sobre la Exportación de Armamento no mejora por el comentario de que fueron rechazadas 34 solicitudes de exportación de armamento, por un valor de 9,6 millones de euros. Solo las exportaciones a Arabia Saudí fueron 50 veces mayores. Y en relación con la suma total, de más de 4.000 millones de euros en los primeros seis meses, solo el 0,25 por ciento del monto de exportaciones fue rechazado. Cómo los autores del informe pueden llegar a la conclusión de que el Gobierno alemán "ha llevado a cabo una política de exportación de armamento claramente más restrictiva que en los periodos legislativos anteriores” es realmente inexplicable.

Autor: Matthias von Hein

DW recomienda