1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Opinión: ¿A quién debemos creer?

Las revelaciones de la cadena alemana ARD acerca de las maquinaciones de un médico en Londres convierten la lucha contra el dopaje en una empresa inverosímil, dice el editor de deportes de DW, Tobias Oelmaier.

Tampoco Inglaterra, la nación del deporte, la cuna del fútbol y el deporte aficionado, es una excepción en el dopaje. El futbolista de la Premier League que se deje caer es abucheado. Los británicos quieren deporte honesto. Y ahora, el equipo del reportero Hajo Seppelt, de la cadena alemana ARD, sale con esto: un médico londinense que cuenta tranquilamente la trama a un supuesto amigo y admite sin tapujos haberle suministrado sustancias de dopaje a 150 estrellas del fútbol, ​​del ciclismo, el boxeo y el tenis. Todos atletas de primera categoría.

Uno está acostumbrado a estas noticias desde Rusia, China o también de Kenia. ¿Pero desde Inglaterra? ¿No fueron acaso los funcionarios británicos los que más vehementemente se opusieron al régimen de corrupción implantado por Blatter en la FIFA? ¿No fue justamente la Agencia Nacional Antidopaje de Gran Bretaña (UKAD) la encargada por la Agencia Mundial para supervisar las pruebas de dopaje en Rusia?

Ahora es la misma UKAD la que está en la picota. Dicha agencia habría sido informada y recibido evidencias hace ya un tiempo de manos del informante de los periodistas, un dopador identificado y arrepentido que reveló las dudosas maniobras del ginecólogo Marcos Bonar. Pero nada pasó. La respuesta de la UKAD a principios de 2015: No hay ninguna base para iniciar una investigación contra el médico en cuestión.

Sombra sobre las medallas de los atletas británicos

Se cierne así una sombra sobre las brillantes medallas de los atletas británicos en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Con 29 preseas de oro, los anfitriones tomaron por asalto el tercer lugar del ranking mundial. En 2000 y 2004 los británicos solo lograron el décimo lugar.

Tobias Oelmaier, editor de deportes de DW.

Tobias Oelmaier, editor de deportes de DW.

Sólo después de obtener la sede los Olímpicos de Londres el medallero empezó a crecer, explicado con la ventaja del anfitrión. Y con el hecho de que finalmente se había invertido mucho en los juegos y en el rendimiento de los atletas. ¿En qué en realidad? ¿En las instalaciones deportivas? ¿En entrenadores? ¿En material deportivo? ¿En el entrenamiento de los atletas? ¿O acaso en soporte farmacéutico?

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 tienen lugar en pocas semanas. ¿A quién creerle ahora? En diciembre pasado, Thomas Bach, presidente alemán del Comité Olímpico Internacional, anunció de nuevo "tolerancia cero" con deportistas que usen sustancias para doparse. El deporte necesita el apoyo de los gobiernos, que exijan a las agencias nacionales antidopaje utilizar todas sus opciones, agregó Bach. ¿Cómo y dónde puede funcionar dicho cometido? Si no funciona en Inglaterra ¿en dónde más?

Bach dijo también recientemente que el deporte olímpico es el único espacio de la vida humana en el que se aplica el mismo derecho en todo y para todo el mundo. Las revelaciones de la ARD sobre el dopaje en Londres ponen de manifiesto que nadie se atiene a las reglas. Y los dopadores son además encubiertos, a veces por aquellos que deberían descubrirlos.

Para aprender: aquí puede usted leer la versión original de este artículo en alemán.

DW recomienda