1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Operación antiterrorista en París termina con siete muertos

La policía tomó por asalto la imprenta donde se refugiaban los dos sospechosos del ataque a Charlie Hebdo, al tiempo que lanzó una operación similar en un supermercado.

Más de 48 horas después del ataque que dejó 12 muertos en la redacción de la revista satírica francesa Charlie Hebdo, la policía puso término a la enorme operación que montó para dar con los presuntos autores de la masacre, a la que en horas de la tarde de este viernes (09.01.2015) se sumó un segundo frente, luego de que un hombre identificado como Amedy Coulibali secuestrara a una decena de personas en un supermercado judío.

El primer asalto lanzado por las fuerzas de seguridad galas se concentró en una imprenta en Dammartin-en-Goele, en el noreste de París, donde los hermanos Said y Cherif Kouachi, de 32 y 34 años y presuntos autores del ataque al semanario, se habían parapetado. De acuerdo a las autoridades francesas, los sospechosos salieron de la imprenta disparando a las fuerzas de seguridad, que respondieron a los tiros de fusiles kalashnikov, abatiendo a los Kouachi. Estos habían dicho previamente que querían convertirse en mártires.



En el asalto, un rehén de 26 años resultó ileso, mientras que al menos tres policías resultaron heridos. Apenas unos minutos más tarde, en otro lugar de la capital francesa, la Policía lanzó otra operación, esta vez contra un secuestrador que había tomado una decena de rehenes en la tienda kosher “Hyper Cacher”, en la zona de la Puerta de Vincennes. El RAID, cuerpo de intervención policial, lanzó granadas en el interior para comenzar su asalto.

Responde al Estado Islámico

En el ataque, murió el secuestrador, identificado como Amedy Coulibali, de 32 años, y quien presuntamente sería responsable también de la muerte de una policía, ocurrida el jueves 8 de enero. Al comienzo del secuestro, tres de los rehenes habían fallecido. Tras el asalto, la policía informó que otras dos personas habían caído, entre ellas Coulibali. La quinta víctima sería un cómplice del secuestrador. También cinco rehenes resultaron heridos, tres de ellos de gravedad, así como tres policías.

La Policía lanzó dos asaltos casi simultáneos.

La Policía lanzó dos asaltos casi simultáneos.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, manifestó su “inmensa tristeza” por las pérdidas de vidas humanas, especialmente las de los rehenes, al salir de su ministerio para dirigirse a la puerta de Vincennes, lugar del secuestro. “Quiero agradecer a las fuerzas del orden, que actuaron con control, con sangre fría”, lo que “ha permitido la eficacia en la operación", manifestó Cazeneuve, quien llamó a la población a “mantenerse extremadamente vigilantes”.

Ahora la Policía francesa concentra sus esfuerzos en ubicar a Hayat Boumeddiene, de 26 años, quien también es sospechosa de haber participado en el ataque que dejó a una funcionaria policial muerta y que es calificada como “peligrosa”. Aparentemente ella, como Coulibali, tendría vínculos con los hermanos Kouachi. El mismo secuestrador del supermercado dijo, en una conversación con un canal de televisión, que se había coordinado con los Kouachi y que "obedecía al califa del Estado Islámico", Abu Bakr al Bagdadi.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

DW recomienda