1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Opel recibe los primeros 300 millones de euros del Gobierno alemán

La cifra forma parte del crédito de 1.500 millones de euros que permitirá al fabricante de automóviles seguir operando hasta la llegada del nuevo inversor. Magna podría eliminar 10.000 puestos de trabajo en toda Europa.

default

Dinero fresco para garantizar que Opel siga operando.

La automotriz alemana Opel recibió hoy (02.06.2009) los primeros 300 millones de euros (427 millones de dólares) del crédito puente con el que el Gobierno alemán y los gobiernos de los cuatro estados federados con factorías de la marca se comprometieron a garantizar la supervivencia del fabricante hasta que se concrete su venta a Magna.

La primera partida -de un total de 1.500 millones de euros- fue transferida de un fondo creado por el estatal Banco para la Reconstrucción (KfW) y los bancos de los estados federados en los que están asentadas las cuatro factorías de Opel en Alemania.

A diferencia de lo anunciado días atrás, el fabricante de componentes austro-canadiense Magna no necesitará inyectar dinero. Así lo anunció el ministro de Finanzas alemán, el socialdemócrata Peer Steinbrück.

El presidente de General Motors Europa, Carl-Peter Forster, saludó la transferencia, que permite seguir operando a Opel y a la británica Vauxhall independientemente del proceso de suspensión de pagos de la matriz estadounidense.

Bruselas espera información sobre las ayudas

Mientras tanto, la Comisión Europea ha anunciado que espera que el Gobierno alemán le informe en los próximos días sobre la ayuda financiera que va a facilitar a Opel. Sin embargo, el portavoz comunitario de Competencia, Jonathan Todd, explicó que "no se trata de una notificación formal", por cuanto Bruselas ya autorizó a Alemania a poner en marcha un esquema de préstamos a empresas en dificultades como resultado de la crisis financiera.

La medida, por lo tanto, no requiere la autorización del ejecutivo comunitario, con lo cual la Comisión se limitará simplemente a comprobar que cumple todos los requisitos. Es decir, que la inyección de dinero se ajusta a la normativa comunitaria sobre ayudas públicas a empresas.

"Se trata de darnos los detalles para que podamos verificar que el crédito se ajusta plenamente al plan que ya aprobamos", destacó Todd.

Duro ajuste de plantilla

Opel Werk in Bochum PANO

La amenaza del despido se cierne sobre unos 10.000 trabajadores de Opel en toda Europa.

Pese a la satisfacción generalizada por el acuerdo para que Magna se haga con las riendas de Opel, la llegada del consorcio austro-canadiense supondrá la eliminación de miles de puestos de trabajo para la automotriz alemana.

Así lo indicó el propio ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier. Durante una visita oficial a Hungría, el candidato socialdemócrata a la Cancillería cifró en "unas 10.000" las personas que pueden perder su trabajo en las plantas europeas de Opel. Pese a todo, Steinmeier aseguró que Magna era el inversor que podía "salvar el mayor número de puestos de trabajo posible".

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Opel, Klaus Franz, reconoció que la llegada de Magna abrirá "un camino de saneamiento muy duro que costará muchos puestos de trabajo". En declaraciones a la cadena de televisión ZDF, el sindicalista advirtió que la unión de Opel y Magna "no será un país en el que fluirán la leche y la miel".

Pese a todo, Franz reiteró la preferencia de los sindicatos de Opel por Magna, pues "una cooperación con Fiat habría sido dramática. El resultado habría sido un haraquiri económico y laboral".

Autor: EV/ dpa/EFE

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda