1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONU repatriará a 120 soldados congoleses por abusos en R. Centroafricana

La fuerza de paz ha tomado esta decisión tras identificar a 7 posibles víctimas de nuevos abusos y explotación sexual durante el pasado año en Bambari, en el centro del país.

La Misión de la ONU en República Centroafricana (MINUSCA) ha ordenado repatriar a 120 soldados congoleses tras haber conocido de nuevos casos de abusos sexuales cometidos por cascos azules procedentes de la República del Congo y de la República Democrática del Congo (RDC). La fuerza de paz ha tomado esta decisión tras identificar a siete posibles víctimas de nuevos abusos y explotación sexual durante el pasado año en Bambari, en el centro del país, como hoy (04.02.2016) mismo denunció la organización Human Rights Watch (HRW).

Los soldados implicados proceden de la República del Congo y de la RDC, a cuyos gobiernos la ONU ha animado a investigar lo ocurrido, según un comunicado de la MINUSCA.

Investigación en marcha

Hace unas semanas, un alto funcionario de Naciones confirmó 69 casos de abusos sexuales y explotación por parte de fuerzas de paz de la ONU en 2015, incluyendo 22 casos en la República Centroafricana. Anthony Banbury, secretario adjunto para Apoyo a las Actividades sobre el Terreno de la ONU, dijo que debido al alto número de acusaciones contra la misión de paz en la República Centroafricana, se registró en 2015 un considerable aumento de casos en los últimos cinco años.

El funcionario informó de cinco nuevas acusaciones de abusos sexuales en la República Centroafricana que involucran a personal policial y militar de Bangladesh, la República Democrática de Congo, Marruecos, Níger y Senegal.

Banbury se mostró al borde de las lágrimas cuando prometió erradicar los abusos sexuales por parte de las fuerzas de paz de la ONU. “Naciones Unidas está haciendo todo lo posible para asistir a las víctimas, para (establecer) responsabilidades y brindarles justicia y, ojalá, evitar que vuelvan a suceder este tipo de casos”.

JC (EFE, dpa)


DW recomienda