1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONU extiende misión de paz en los Altos del Golán

El Consejo de Seguridad votó de forma unánime la ampliación del mandato en la frontera sirio-israelí por seis meses más y pretende armar a los soldados.

Justo cuando parece más necesario, y justo cuando parece tener más problemas, la misión de mantenimiento de paz en los Altos del Golán recibió una fuerte señal de respaldo al serle extendido su mandato por otros seis meses. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó unánimemente la idea, en una votación realizada este jueves (27.06.2013).

Los cascos azules vigilan, prácticamente sin armas, la zona fronteriza que separa a Israel, que ocupa el territorio, y Siria. Los soldados de la ONU se han visto afectados por la guerra civil en este último país, e incluso han sido víctimas de ataques y secuestros. Un enfrentamiento donde dos soldados austríacos resultados heridos gatilló la salida de ese país de la fuerza.

La ONU busca ahora la forma de compensar la retirada de los 377 uniformados europeos. Este jueves 96 de ellos retornaron a Viena, sumándose a los 70 que ya habían abandonado la zona donde se desarrolla la misión de la UNDOF, desplegada sobre el terreno desde hace casi de 40 años. Los demás partirán a fines de julio.

Tendrán mejores armas

Pese a este revés, la ONU planea incrementar la presencia en la zona, donde actualmente la misión tiene 900 efectivos. La resolución aprobada por el Consejo de Seguridad también destaca la necesidad de contar en la zona con una fuerza mejor armada y preparada para enfrentar contingencias militares. Diplomáticos dijeron que posiblemente ahora las tropas obtendrían equipos como chalecos antibalas, vehículos blindados y armas automáticas.

Israel capturó los Altos del Golán de manos de Siria durante la guerra de 1967 y técnicamente ambos países siguen en conflicto. A las tropas sirias no se les permite ingresar a un área de separación establecida con un cese al fuego en 1973. La UNDOF supervisa la zona de separación, una estrecha franja de tierra de 70 kilómetros de largo.

La retirada de los soldados austríacos se suma a la partida de las tropas croatas en marzo, las que fueron reemplazadas por efectivos provenientes de Fiji. El nuevo proyecto de la ONU busca, además, incrementar de 900 a 1.250 los funcionarios desplegados en el terreno. Actualmente la fuerza está formada por 340 filipinos, 500 fiyianos y 190 indios.

DZC (Reuters, dpa)