ONU denuncia crímenes de guerra en Siria | El Mundo | DW | 27.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONU denuncia crímenes de guerra en Siria

Al igual que en Irak, el grupo Estado Islámico (EI) comete brutales crímenes de guerra en Siria, indica un informe presentado hoy por la comisión de investigación para Siria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Las milicias de EI llevan a cabo atrocidades en las zonas que controlan para extender el pánico entre la población, como ejecuciones públicas a las que obligan a asistir incluso a los niños.

No son los únicos. También las tropas del gobierno y otros grupos armados actúan sin escrúpulos contra la población civil y son responsables de crímenes de guerra. Los que más sufren son las mujeres y los niños. "Cada día mueren cientos de civiles, mientras siguen los combates sin tener en cuenta la ley o la conciencia", afirmó el presidente de la comisión, Paulo Pinheiro.

Los soldados del régimen de Bashar al Assad atacan las zonas residenciales con proyectiles y las destructivas bombas de barril. Las fuerzas del Gobierno han arrojado bombas contra zonas civiles, incluyendo algunas que se cree contenían cloro en ocho incidentes en abril, y han cometido otros crímenes de guerra que deben ser juzgados, dijeron los investigadores en un reporte de 45 páginas divulgado en Ginebra.

Escalofriantes testimonios

El informe se basa en entrevistas a 480 testigos entre el 20 de enero y el 15 de julio. Según los testimonios, cada viernes, después de las oraciones, las milicias de EI reúnen a la población en el norte y noreste de Siria y ejecutan cruelmente a presuntos opositores, delincuentes o personas de otras creencias religiosas. El ritual sin piedad que se basa supuestamente en la Sharia o ley islámica incluye la amputación de miembros y latigazos.

"Los miembros de EI cometieron crímenes de guerra y contra la humanidad -entre ellos asesinatos, desapariciones de personas y expulsión de población- en las provincias de Alepo y Al Rakka", señala el reporte.

Apoyo externo

Los terroristas de EI son "una amenaza clara y real para la población civil, sobre todo para las minorías, en las zonas bajo su control en Siria y sus alrededores", dijo Pinheiro. La llegada de cada vez más yihadistas extranjeros aumenta además el peligro de que la guerra de Siria se extienda aún más. En total EI contaría con unos 50.000 hombres en Siria, país que le sirve además de retirada en sus ataques en Irak.

Los investigadores de la ONU denuncian que todas las partes en conflicto reciben grandes cantidades de armas y munición de sus simpatizantes en el extranjero, por lo que reiteraron su pedido de que se imponga un embargo.

er (dpa, reuters)