1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONU denuncia brutales crímenes en Sudán del Sur

Las violaciones de mujeres y niñas están siendo utilizadas como arma de guerra en el conflicto que asola Sudán del Sur, denunció el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad Al Hussein.

Unicef, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Raad Al Hussein, alertaron este viernes (11.03.2016) sobre la "catastrófica" situación que existe en Sudán del Sur.

El país africano se encuentra asolado por la violencia desde diciembre de 2013, cuando una lucha por el poder entre el presidente, Salva Kiir, y su rival político y antiguo vicepresidente, Riek Machar, desencadenó un conflicto armado.

Según un informe de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, hay más de dos millones de sursudaneses desplazados como consecuencia del conflicto civil, y "cientos de miles" han sido asesinados.

Violaciones sistemáticas como arma de guerra

Solo entre abril y septiembre de 2015, la ONU registró en una de las provincias del país más de 1.300 violaciones, lo que sugiere que "los abusos sexuales se están utilizando como arma de guerra y como práctica aceptable entre las milicias".

Las violaciones sistemáticas perpetradas en gran medida por las fuerzas afiliadas al Gobierno pueden constituir crímenes contra la humanidad, afirmó el alto comisionado, que calificó la situación como una de "las más espantosas" del mundo.

Aunque todos los bandos del conflicto hayan cometido graves violaciones de los derechos humanos -entre los que se incluyen ataques sistemáticos contra la población civil-, el Ejército y las milicias afiliadas al Gobierno son responsables de la mayoría de los crímenes, declaró Al Hussein.

Violaciones de mujeres reemplazan salario

Naciones Unidas ha reunido pruebas que demuestran que los soldados del Ejército han quemado vivos, asfixiado, ejecutado, colgado o incluso despedazado a civiles.

"Fuentes fiables indican que los grupos afiliados al Gobierno están siendo autorizados a violar a mujeres a cambio de no recibir un salario. También los grupos opositores y bandas criminales se han aprovechado de mujeres y niñas", afirma el informe.

"Las violaciones no son aleatorias, accidentales o actos aislados de violencia", sostuvo Al Hussein. "Esto forma parte de un plan o una política para atacar a la población civil".

VT (dpa, efe)

DW recomienda